Orange advierte que habrá menos oferta de móviles en Navidad por la crisis de desabastecimiento

En Navidad habrá menos gama de móviles en las tiendas Orange, pero la empresa da por cerrada la escasez de suministros en pocos meses

Narciso Perales, director general de Orange Bank

Orange también se está viendo afectada por la crisis de desabastecimiento. La compañía francesa ofrece servicios de Internet, telefonía (fija o móvil) o televisión, pero concentra buena parte de su negocio en la venta de teléfonos móviles, precisamente uno de los productos que está siendo víctima de la escasez de suministros. 

“Evidentemente, la cantidad de oferta de móviles ha bajado” explica el director general de Orange Bank, Narciso Perales. Pero los clientes siguen demandando móviles y el grupo Orange tiene “capacidad de compra a nivel mundial para acceder a ellos”, añade. 

Narciso asegura que “no va a haber desabastecimiento de móviles en Navidad en las tiendas Orange” solo que habrá “menos gama”. Tampoco cree que esta crisis afecte a las cuentas del grupo. “El desabastecimiento no va a ser a largo plazo y además no cambia la foto”. 

En su opinión, a la crisis de los fletes marítimos o de los contenedores “le quedan solo unos meses”, y marzo-abril como fecha final “suenan muy razonables”. Tanto es así, que el objetivo de Orange Bank, especializado en dar financiación a quienes compren un móvil nuevo, no cambia.  

De hecho, la previsión es incluso de crecimiento. “Somos el mayor vendedor de España de teléfonos móviles, más que otro operador o cadena de distribución de electrodomésticos”, asegura. El teléfono móvil es el bien de consumo, tras el coche, donde más gastan los españoles por el precio que tienen y porque se renueva con frecuencia. 

Así, en los dos años que llevan en nuestro país como banco digital, Orange ha dado más de 600 millones de euros de financiación para 2,4 millones de dispositivos móviles. Y su previsión es alcanzar los 35 millones de euros en ingresos el año que viene frente a los 23 millones de este año gracias a este negocio y también, a los créditos al consumo donde prevén lanzarse de lleno en los próximos meses. 

Orange Bank nació en Francia hace cuatro años y en 2019 decidió iniciar su expansión internacional empezado por España, el segundo mayor mercado por ingresos para la teleco y donde cuenta con más de 20 millones de clientes, siendo además el segundo operador de referencia.  

Aquí, solo está disponible para clientes con línea móvil Orange y se han convertido en el primer banco de una operadora de telecomunicaciones, ofreciendo principalmente cuentas corrientes y de ahorro donde se pueden domiciliar recibos y nómina, además de emitir tarjeta de débito.  

En este tiempo han alcanzado los 135.000 clientes y han puesto el foco está en captar clientes que no tengan su línea con Orange a partir de 2023. Entre tanto han decidido seguir expandiéndose y llegar a los 26 países donde ya está presente la francesa como operador, empezarán en los mercados europeos.  

Tarjeta de Orange Bank.

“El banco llegará donde ya está asentada la teleco”. Y lo harán aprovechando la plataforma tecnológica que tienen en España y que han creado un equipo de solo 100 personas. El primer paso será financiar dispositivos móviles, como ya se realiza en Eslovaquia desde España y después, lanzar una oferta bancaria digital más completa que la actual, simultáneamente en varios países. 

En nuestro país, no se comparan a iguales. “No somos fintech, ni un banco tradicional”. Son un banco francés regulado por el país galo, con licencia para operar en España. Y a diferencia de, por ejemplo, Renault Bank (el fabricante francés de automóviles, que también lanzo su banco en nuestro país) no solo apuestan por los depósitos. 

De hecho, además de las cuentas y la financiación, se plantean entrar en el negocio de las hipotecas como ya hacen en Francia y en 2022 se centrarán en los créditos al consumo y lanzar su primera tarjeta de crédito.  

Cristina Hidalgo