Pablo Lara entra en el consejo de Planeta y toma posiciones para presidir el grupo

El director general del área de educación del grupo ocupará el lugar de su hermano, José Lara, alejado del día a día de la empresa desde su asalto frustrado a la presidencia

El director general del Área Educación del Grupo Planeta Pablo Lara (d). EFE/Quique García

El director general del Área Educación del Grupo Planeta Pablo Lara (d). EFE/Quique García

Tres años después del terremoto, al consejo de administración de Planeta llega una cara nueva. Después de su asalto fallido a la presidencia del grupo editorial, José Manuel Lara García fue sustituido a finales del pasado mes de noviembre por su hermano Pablo Lara. Si ya perdió su puesto como consejero delegado y fuera de la carrera por el control del conglomerado, el exconsejero vio como su familia optaba por sustituirle por el que, para muchos, es el favorito para relevar a José Creuheras al frente de la organización.

En otoño, los herederos de José Manuel Lara Bosch decidieron relevar a su representante en el consejo de la empresa familiar. Según fuentes cercanas a la compañía, la sustitución de debió a que Pablo Lara, director general del departamento de educación y presidente de la filial Aula Planeta, está mucho más cerca del día a día de la organización que su hermano, inmerso en sus proyectos personales desde su destitución a comienzos de 2018.

Otras voces interpretan la entrada de Pablo en clave sucesoria. Aunque la jubilación de Creuheras como presidente no se antoja inmediata, el dirigente cuenta ya con 64 años. El recién llegado al consejo no ha cumplido todavía los 40 años, pero en el sector son muchos los que reconocen su valía. El área de educación, que él dirige, es una de las grandes apuestas de crecimiento de Planeta en el futuro.

En el sector editorial se señala a Pablo Lara como el sucesor de Creuheras

Por ello, las voces consultadas le sitúan como el siguiente Lara en la línea sucesoria tras el fallido intento de tomar el poder de su hermano.

De hecho, Pablo Lara es el representante de la familia en el Fórum Familiar, el organismo del Instituto de la Empresa Familiar destinado a la continuidad generacional de las empresas afiliadas a la institución. Con su entrada en el consejo se afianza la apuesta de la saga por el pequeño de los hijos de José Manuel Lara Bosch.

El consejo de administración de Planeta queda entonces compuesto por José Creuheras en la presidencia, Carlos Fernández como vicepresidente y consejero delegado, Fernando Lara, Laura Falcó y el propio Pablo Lara. Los tres últimos representan a tres de las ramas familiares herederas de José Manuel Lara Hernández, fundador del grupo. El porcentaje de la cuarta de las ramas está personalizada en Creuheras. El secretario es Luís Elías.

Planeta: tres años después del incendio

La entrada de Pablo Lara al consejo se produce tres años después de que su hermano José Manuel tratase de conseguir la presidencia y obtener el puesto de Creuheras. Entonces consejero delegado, la jugada se saldó con la pérdida de su cargo ejecutivo, que pasó a ocupar Carlos Fernández. Hoy, el primogénito de José Manuel Lara Bosch se dedica a negocios personales y, por ejemplo, el pasado noviembre fue nombrado consejero del banco andorrano Morabanc.

En una entrevista concedida en septiembre a Canal Sur, el exconsejero delegado defendió que jamás urdió “una conspiración” para alcanzar la presidencia de Planeta. Sin embargo, dejó un recado para su familia: “la familia es como el Pisuerga, aparece y desaparece”.

Tras la ofensiva, el holding movió ficha y renovó la composición del consejo para que las cuatro ramas de la familia estuviesen representadas. Ahora sustituido, José Manuel se quedó en representación del 26% que poseen los hijos de José Manuel Lara Bosch. La rama de Fernando Lara (26%), fallecido hace años, está personificada en su hijo Fernando, que se dedica a la banca de inversión.

José Manuel Lara Hernández dejó el 26% del grupo editorial a cada uno de sus hijos y el 24% a cada una de sus dos hijas. El porcentaje de Inés está representado por Laura Falcó, presidenta de la filial Prisma Publicaciones, mientras que la parte de Maribel está delegada en el propio Creuheras.