Ryanair pierde 307M de octubre a diciembre por las restricciones covid

La compañía radicada en Dublín aseguró este lunes que se enfrenta al año "más difícil" de su historia

Un avión de Ryanair. / EFE

Las aerolíneas siguieron perdiendo dinero en la recta final de año. El último caso lo protagoniza y cuenta Ryanair, que ha presentado resultados de su tercer trimestre fiscal (octubre-diciembre), en los que registró unas pérdidas netas de 307 millones, frente al beneficio de 88 millones de euros obtenido durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

La compañía radicada en Dublín aseguró este lunes que se enfrenta al año “más difícil” de su historia. La pandemia del coronavirus ha hundido sus previsiones y ahora calcula que sus pérdidas podrían acercarse a los 1.000 millones de euros en este periodo fiscal, que finaliza el próximo 31 de marzo.

De acuerdo a un comunicado emitido esta mañana antes de la apertura de mercado, los ingresos de Ryanair cayeron un 82% respecto al tercer trimestre de 2019, hasta los 340 millones de euros; los costes operativos se situaron en 670 millones de euros, un 63% menos.

El tráfico aéreo cae un 78%

La aerolínea cuyo consejero delegado es el excéntrico Michael O’Leary considera que las restricciones impuestas a los desplazamientos aéreos por la pandemia han tenido un fuerte impacto en la demanda de billetes.

Así, en su nota de prensa concreta que su tráfico de pasajeros se ha reducido un 78 %, hasta los 8,1 millones de pasajeros, de octubre a diciembre.

“Como anunciamos el pasado 7 de enero, Ryanair prevé que los últimos confinamientos y la introducción del requerimiento del test de covid provocará una reducción del calendario de vuelos y tráfico hasta Semana Santa. La previsión de tráfico para todo el año es de entre 26 y 30 millones de pasajeros”, señaló la compañía en la nota.

Ryanair insistió en que la crisis sanitaria, que continúa registrando niveles preocupantes de propagación dentro y fuera de España, sigue “causando estragos en el sector”, por lo que pronostica que las pérdidas durante este año fiscal serán de entre 850 y 950 millones de euros.

Malas previsiones para 2021

Para este año, las perspectivas no cambian considerablemente. Este ejercicio de 2021, considera la compañía, “seguirá siendo el más difícil en los 35 años de historia de Ryanair”.

No obstante, la firma low cost sí reconoció que, después “de la crisis de la covid” y los “programas de vacunación”, la empresa tendrá unos “costes de base mucho menores” y un “balance de cuentas más solido” que los de sus competidores.

Ryanair reconoció que tendrá “costes de base mucho menores” que sus competidores tras la crisis del covid

“Esto permitirá financiar billetes más baratos e incorporar aviones de más bajo coste para sacar provecho de las muchas oportunidades de crecimiento que estarán disponibles en todos los mercados europeos, sobre todo donde las aerolíneas rivales han reducido sustancialmente su capacidad o han fracasado”, agregó Ryanair.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Avatar