Seat diseña la gran ofensiva de Cupra para 2025: aluvión de nuevos modelos y aterrizaje en China

Volkswagen trabaja para que en 2025 su marca 'premium' tenga un abanico de vehículos más grande que la propia Seat, aunque en un primer momento no estarán disponibles en todo el mundo

Una imagen de Wayne Griffiths, presidente de Seat, con el prototipo del Cupra UrbanRebel.

El aterrizaje de Seat en China se prepara para 2025. La automovilística diseña ya una nueva ofensiva de producto para lanzar a partir de aquí tres años con la marca Cupra como protagonista. La enseña premium del grupo es la principal apuesta de Volkswagen AG –el grupo que engloba a Volkswagen, Seat, Audi, Skoda y Porsche— para desarrollar el automóvil eléctrico en la empresa española y por ello trabaja en el lanzamiento de al menos cuatro nuevos modelos con la vista puesta en este periodo.

Fuentes cercanas a la empresa explican a Economía Digital que buena parte de la apuesta eléctrica pasará por China. Allí se producirá el Cupra Tavascan, el SUV de cero emisiones que la organización sacará el mercado tras haber presentado un prototipo en otoño de 2019, añaden. El lanzamiento del automóvil fue confirmado el pasado mes de marzo.

Las mismas voces señalan que el automóvil todavía no tiene definida la planta del país en la que se fabricará. Sí aseguran que será en 2024, se lanzará en primicia para el mercado chino y solamente más tarde, todavía con el plazo para concretar, se comercializará en Europa.

Pero el Tavascan no es el único modelo que Seat prepara para seducir al público del gigante asiático . Las mismas voces añaden que ya se trabaja en un segundo automóvil, incluso más grande, para poner a la venta una vez su predecesor ya esté asentado tanto entre el público como a nivel de producción.

El proyecto todavía está por confirmar, pero según ha podido saber Economía Digital su aprobación se podría producir este mismo jueves en una reunión que la cúpula de la firma presidida por Wayne Griffiths celebrará para definir su expansión por China de la mano de la automovilística local JAC Motors.

«Seat prepara una ofensiva de producto con nuevos vehículos que se lanzarán a partir de 2025», avisa la empresa

Cuestionado por el lanzamiento de ambos vehículos, un portavoz de la organización advierte que «la información sobre los nuevos modelos se anunciará en su debido momento». Seat sí ha confirmado el lanzamiento del Tavascan para 2024, pero el SUV eléctrico será solo la punta del iceberg de «una ofensiva de producto con nuevos vehículos que se lanzarán a partir de 2025», añaden desde la empresa.

Cupra irá más allá de los SUV

El Cupra Tavascan será el segundo modelo 100% eléctrico de Seat y se basará en la plataforma MEB. Diseñado en Barcelona, se trata del vehículo más futurista que ha mostrado el fabricante con sede en Martorell (Barcelona) al mercado. Junto con el Cupra Formentor y el SUV grande en cartera, la marca premium contará con un portfolio de todocaminos similar al de la propia Seat, que tiene ahora mismo el Seat Arona, el Seat Ateca y el Seat Tarraco.

El abanico de modelos que sobrevivirá a la revolución eléctrica tampoco está confirmado. Volkswagen celebrará el próximo 9 de diciembre el encuentro en el que decidirá su plan de inversiones para el próximo lustro. Una de las posibilidades es que no se renueve un modelo como el Seat Ateca una vez termine la vida de la actual versión. El modelo se lanzó en 2016 y se vendería hasta aproximadamente 2024. Producido en la República Checa, sí que está garantizada la supervivencia del Cupra Ateca.

Cupra ya lanzó el Cupra Born y espera a los fondos europeos para confirmar el Cupra UrbanRebel

Cupra se confirma así como la gran apuesta de Seat. El conglomerado ya lanzó este 2021 el Cupra Born, el primer vehículo totalmente eléctrico que ha producido. En 2025 verá la luz el Cupra UrbanRebel. Aunque todavía no está confirmado, el automóvil depende de que la automovilística consiga los fondos europeos Next Generation EU necesarios, pues la hoja de ruta pasa por ensamblar el turismo urbano en la planta de Martorell.

«La producción del vehículo eléctrico urbano en España es el eje central del proyecto Future: Fast Forward desarrollado por Seat para liderar la electrificación de la industria del automóvil en España», explica la empresa.

La importancia de Cupra en las cuentas de Seat

La clave de la apuesta de Volkswagen de Cupra pasa por el precio al que consigue vender los vehículos de esta enseña, más caros que los Seat tradicional. La empresa logra por ello la rentabilidad necesaria para mantener la inversión en el coche eléctrico de Seat.

Sin embargo, la aportación de la enseña a los números de la empresa es todavía pequeña. Entre enero y septiembre, Seat consiguió matricular hasta 391.300 vehículos. El pastel de Cupra alcanzó los 58.000 coches, un 218% más que en 2020. Como ya explicó Griffiths, el objetivo es ambicioso: duplicar las ventas de Cupra en 2022 con el lanzamiento del Cupra Born, el segundo modelo propio de la enseña española.

La filial del conglomerado alemán consiguió reducir las pérdidas operativas desde los 290 millones hasta los 159 millones. Los ingresos escalaron un 20,1% hasta los 7.259 millones de euros; muy por encima de los 6.043 millones del año anterior. La escalada llegó liderada por la buena acogida que tuvo el Cupra Formentor en el mercado.

Carles Huguet