Seat fabricará los sábados y domingos de septiembre ante la llegada de microchips

Los sindicatos esperan recuperar los retrasos en la producción con turnos extra a la vuelta de las vacaciones

El presidente de Seat, Wayne Griffiths. EFE/Quique García

Brotes verdes en el sector de la automoción. Tras dos años de producción a medio gas por la escasez de microchips, la planta Seat en Martorell retoma los turnos adicionales de fin de semana en el mes de septiembre con el objetivo de impulsar la fabricación y recortar los retrasos en las entregas. 

Según aseguran fuentes sindicales a Economía Digital, esta recuperación de la actividad será posible gracias al incremento del suministro de semiconductores, la pieza clave para el montaje de un vehículo que lleva años escaseando y retrasando la producción de automóviles. 

La representación de los trabajadores apunta a un aumento de la oferta de estos componentes impulsada por el stock generado por la caída mundial de la producción de vehículos, además de las últimas inversiones hechas por los grandes fabricantes de estas piezas situados en Asia destinadas a incrementar la producción. 

Otro factor que facilita la llegada de estas piezas a Seat es una menor previsión de venta de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, que también requieren de estos chips, a causa de las medidas de ahorro que van a tomar los hogares en vistas de una posible recesión.

En total, la planta barcelonesa de la filial de Volkswagen trabajará todos los fines de semana del mes que viene, con excepción del que coincide con la Diada Nacional de Cataluña, festivo en la comunidad. La línea 1, que ensambla el Seat Arona y el Seat Ibiza, estará en funcionamiento los sábados 17 y 24 en el turno de mañana. La línea 2, que produce el León y el Cupra Formentor, los dos modelos más demandados, trabajará los días 3, 17 y 24 por la mañana y los domingos 4, 18 y 25 por la noche.

Con los turnos extra, los trabajadores esperan poder acercarse a los 473.000 vehículos que la empresa marco al inicio del año como el objetivo de producción para este 2022. Si se continúa con el mismo ritmo que en los últimos meses, la empresa presidida por Wayne Griffiths cerraría el periodo tan solo con 433.000 unidades ensambladas.

Avisos con 48 horas de antelación

Aun así, el acuerdo firmado por los sindicatos que conforman el comité de empresa y por la dirección de Seat que establece la convocatoria de estos turnos extra, no descarta que, llegado el momento, tengan que levantarse por la falta de componentes. De ser así, se desconvocarían el turno o turnos extra de la semana que se trate y se deberá notificar a los empleados con 48 horas de antelación.

La representación de los trabajadores mantiene una postura optimista y espera poder mantener la planta abierta estos fines de semana, a diferencia del mes de julio, cuando se desconvocaron cuatro turnos extra por falta de material. Este mes de agosto la fábrica permanece cerrada por vacaciones.