Seat, campeón de las ayudas al PERTE con 167 millones: Rieju y Extremadura se quedan fuera

El proyecto de Stellantis para las plantas de Vigo y Madrid ha sido desestimado por no "cumplir con la estructura mínima"

Fábrica de coches. EFE.

Un paso más para impulsar la electrificación del sector automóvil español. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha publicado este lunes la resolución provisional del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) en el sector del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC). Finalmente, estima ayudas para 10 de los 13 proyectos solicitantes, de los cuales Seat se lleva el trozo más grande del pastel. Sin embargo, el fabricante de motos eléctricas Rieju, la iniciativa de Peugeot y Citroën y la gigafactoría de baterías de Extremadura han sido descartadas.

En total se movilizarán 702.675.994 euros, apenas un 23,6% de los 2.975 millones que el gobierno marcó en las bases de la convocatoria. 476,3 millones corresponderán a las subvenciones directas no reembolsables y el resto se concederán en préstamos en condiciones ventajosas.

El proyecto Future Fast Forward de la española Seat será el que se llevará la mayor tajada. Recibirá 167.316.782 euros destinados a electrificar las fábricas de Martorell y Pamplona y a financiar la gigafactoría de baterías para vehículos eléctricos de Volkswagen en Sagunto, Valencia. En menor medida, también contempla la localización en España de componentes esenciales para la movilidad sostenible y ámbitos relacionados con la formación, digitalización y la economía circular. Para ello, la empresa presidida por Wayne Griffiths pedía 362 millones, de los cuales se le han adjudicado el 46%. Unos 68 millones llegarán en forma de subvención y el resto en forma de préstamo.

La segunda empresa con ayudas por un valor más elevado será Mercedes, con 159.340.922 millones, poco más del 31% del total financiable de más de 512 millones que proponía. Se usarán para «la transformación integral de la cadena de valor de la movilidad eléctrica para la sostenibilidad y competitividad en el desarrollo y fabricación nacional del monovolumen Premium eléctrico” desde su planta de Vitoria. En su caso, la mayor parte del apoyo será en formato de préstamo: unos 92 millones.

Al fabricante alemán le sigue Ford y su Proyecto Tractor Estratégico para la fabricación del vehículo del futuro, eléctrico y conectado, en sus plantas españolas y todas las empresas integrantes de su cadena industrial. Contará con 106.335.266, de un total financiable de 267 millones de euros, que empleará en la instalación de una plataforma eléctrica en la planta de Almussafes. Se fabricarán dos nuevos modelos en 2025 y 2026. En su casó recibirá una mayor proporción en inyección económica: 68 millones.

A falta de recibir el visto verde para instalarse en la Zona Franca de Barcelona, el hub de la descarbonización liderado por QEV Technologies y Btech recibirá 105.101.005 para reindustrializar la antigua fábrica de Nissan, donde quiere ensamblar todo tipo de modelos verdes. Del total, más de 100 millones provendrán de subvenciones. De esta forma, un proyecto aun el aire recibe el aval y el impulso de la administración pública.

De Barcelona, el PERTE viaja a Zaragoza, donde Opel recibirá 42.470.833 millones de euros de los más de 101 millones que presupuestaba, también en materia de subvenciones en su mayoría. Con esta cifra, la firma del grupo Stellantis quiere hacer posible la fabricación de nuevos modelos con versiones electrificadas en la planta de Figueruelas a partir del año que viene.

La última gran marca que ha recibido el visto bueno provisional ha sido Renault, con ayudas por valor de 39.736.437 euros, un poco más de la mitad de los 74 millones que presupuestaba. El fabricante francés se ha aliado con 50 entidades para desarrollar 31 iniciativas sobre la descarbonización, la conectividad y la movilidad.

Más allá de los grandes nombres, cierran la lista de proyectos estimados el fabricante de piezas, Faurecia Interior Sistemas; el productor de sistemas de propulsión y gestión de energía, Sapa Operaciones; el fabricante de autobuses, Irizar; y Fagor Electrónica, diseñador de componentes. Contarán con 25,9; 25,2; 24 y 7,1 millones de euros respectivamente para diferentes proyectos de adaptación, capacitación e investigación sobre la movilidad eléctrica.

Tres proyectos a la espera de las alegaciones

Hay tres proyectos de los 13 solicitados que no han tenido la misma suerte. Mientras que la fábrica de Volkswagen ha sido vista con buenos ojos por el Ministerio, no ha pasado el corte, por ahora, el proyecto para instalar una fábrica de baterías en Cáceres de las empresas Envision y Acciona. La planta, que planeaba crear 1,000 empleos directos en 2025, ha sido desestimada porque «el presupuesto financiable del proyecto tractor no alcanza el importe mínimo”.

Tampoco ha recibido el visto bueno el plan de Stellantis para las plantas de Peugeot i Citroën en Vigo y Madrid. Bajo el nombre de Aries, había presentado 26 proyectos para impulsar la nueva generación de vehículos en ambas fábricas y la implantación de un nuevo taller de baterías en Vigo. Según el documento del gabinete de Reyes Maroto, «no cumple con la estructura mínima del PERTE exigida”.

Por último, el fabricante de motos Reiju, que pretende construir un hub para el desarrollo completo del vehículo eléctrico liguero, tampoco recibirá ayudas por el mismo motivo que el proyecto de Stellantis.

Todas estas solicitudes tienen ahora un plazo abierto para presentar alegaciones al Ministerio. Tras su análisis, se publicará la resolución definitiva, que se espera que llegue en otoño.