Patrocinado por

Unicaja y Liberbank presentarán en julio sus primeros resultados como banco fusionado

El banco malagueño absorberá al asturiano al final del segundo trimestre o a principios del tercero, cuando reciban las autorizaciones

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez durante la presentación del proyecto común de fusión.

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez durante la presentación del proyecto común de fusión.

Unicaja Banco y Liberbank han presentado este miércoles sus resultados del primer trimestre del año, los últimos en solitario pues los del segundo trimestre, que se darán a conocer el julio ya lo harán como banco fusionado.

Así lo ha explicado el director financiero la entidad malagueña, Pablo González Martín, ante analistas e inversores. Asimismo, ha adelantado que Unicaja absorberá a Liberbank al final del segundo trimestre o a principios del tercero, una vez obtengan las aprobaciones regulatorias.

El banco que preside Manuel Azuaga y el que dirige Manuel Menéndez, lograron el visto bueno de sus respectivos accionistas para llevar a cabo esta operación (que se anunció en octubre) el pasado 31 de marzo, la misma dará lugar al quinto banco más grande de España.

La nueva Unicaja tendrá un volumen de activos de totales cercanos a los 113.000 millones de euros, presencia en el 80% del territorio nacional (siendo entidad de referencia en seis Comunidades Autónomas) y más de 4,5 millones de clientes, según explicaron en la última junta.

Ahora esperan recibir “luz verde” de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el Banco de España, el Banco Central Europeo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

La última palabra la tendrá la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien autorizará la fusión por absorción de Liberbank por Unicaja Banco que producirá la extinción, vía disolución sin liquidación, de Liberbank. Esto ocurrirá, una vez la aprueben los anteriores organismos.

No será hasta ese momento cuando, formalizada la fusión, podrá procederse a efectuar los trámites administrativos oportunos para materializar el canje de acciones. Según lo pactado, los accionistas de Liberbank recibirán 1 acción ordinaria de nueva emisión de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank. De esta manera, los accionistas de Unicaja Banco contarán con el 59,5% del capital de la nueva entidad, y los de Liberbank, el 40,5%

En este sentido, el director financiero de Unicaja ha destacado que cuando concluya este proceso explicarán detalles de la fusión como cuándo se hará la integración tecnológica o las negociaciones con los sindicatos en caso de plantearse ajustes de empelados y oficinas. Sin embargo, la entidad malagueña y la asturiana ya comentaron que tienen un limitado solapamiento de redes por lo que no se prevé un ajuste severo.

Unicaja y Liberbank provisionan otros 63 millones

El Grupo Unicaja Banco obtuvo un beneficio neto de 43 millones de euros durante el primer trimestre del año, un 7,4% menos que en el mismo periodo de 2020, tras destinar durante este periodo 25 millones de euros a dotaciones extraordinarias para reforzar la cobertura del potencial impacto económico derivado de la pandemia del coronavirus.

Sin estas provisiones, el resultado habría alcanzado los 53 millones de euros, señala el banco en una nota remitida a la CNMV. El banco con sede en Málaga ya provisionó 200 millones durante 2020 por la pandemia.

Por su parte, Liberbank logró un beneficio de 23 millones de euros entre enero y marzo, un 16,8% más que en el primer trimestre de 2021 tras destinar otros 38 millones de euros a saneamientos de crédito para anticipar el impacto por el deterioro del escenario macroeconómico durante los próximos ejercicios y cubrir el incremento del riesgo de clientes sin impagos.

Asimismo, el banco asturiano ya destinó durante el pasado ejercicio 241 millones a saneamientos, 121 millones para anticipar el impacto por el deterioro económico en los próximos ejercicios por la pandemia.