Som-hi, reformas a la catalana con proyección nacional

stop

La firma propiedad de Manuel Real Forner cambiará el 'look' de varias tiendas de DIA y prevé facturar en su primer año dos millones de euros

El equipo de Som-hi trabaja en nuevos proyectos

23 de octubre de 2014 (20:21 CET)

A falta de construcciones, reformas. Es el objetivo de Som-hi. Esta compañía catalana, contrariamente a lo indica su nombre, nace con proyección nacional.

Creada hace apenas cuatro meses de la mano de Manuel Real Forner, tiene una plantilla de 10 personas y aspira a cerrar este año con una facturación de dos millones de euros.

La compañía ya cuenta con importantes clientes de la talla de DIA o Desigual. “La idea nació en la anterior compañía en la que trabajaba. Estaba como directivo financiero en Corp Promotors que tenía una división dedicada a las reformas y rehabilitaciones de algunos espacios. La compañía quería cerrar esta división porque la consideraba poco rentable. Sin embargo, algunos compañeros, la mayoría arquitectos y aparejadores, me animaron a quedarnos con el negocio y crear una nueva sociedad”, ha explicado Forner este jueves en un encuentro con los medios.

Som-hi ha nacido ya con una cartera de clientes que quiere ampliar con el tiempo. De momento, se ha especializado sobre todo en reformar supermercados. En la actualidad esta actividad supone el 70% del negocio, frente al 20% de las rehabilitaciones de oficinas y locales y el 10% de viviendas de particulares.

Salir a trabajar fuera de Cataluña de la mano de DIA

Ya ha reformado 81 tiendas de la cadena cotizada DIA, en varios de sus modelos de establecimiento --MaxiDIA, supermercados y los nuevos locales Clarel-- y aunque ha comenzado con establecimientos ubicados en Cataluña, el grupo ya le ha pedido acometer otras obras en Zaragoza, Valencia y Canarias. “Esperamos en dos años que el 35% de nuestra facturación proceda de fuera de Cataluña”, añade Forner.

Entre sus fortalezas, el dueño de Som-hi destaca la rapidez y eficiencia. “En dos semanas y media hemos llegado a reformar un supermercado cuando lo normal es tardar el doble”, ha explicado, sacando pecho. En los próximos ocho meses, la firma ya tiene previstas otras 176 reformas en tiendas de la cadena.

Pero esta sociedad de nueva creación no quiere vivir únicamente de uno o dos grandes clientes. Para ello, opta por diversificar, al máximo, el negocio. Además de rehabilitar tiendas y oficinas, también está empezando con reformas y ampliaciones de algunos colegios como el St. Peter's School de Barcelona.

Nada de reformas para el sector público

En el ámbito de la distribución, la compañía ya se ha puesto en contacto con Lidl, Condis y La Farga. Cuenta con unos recursos propios de 250.000 euros y en menos de dos años prevé ingresos de seis millones de euros. “Las reformas de los supermercados están ahora en niveles superiores a los de antes de la crisis y aunque hay competencia estamos ganando peso por nuestra rapidez en la ejecución de las obras”, explica Forner.

Grupos como DIA pagan de media 42.000 euros por reforma y mantenimiento de cada supermercado llegando incluso a superar los 100.000 euros si se trata de establecimientos de grandes dimensiones. Som-hi trabaja con un margen de beneficio de entre el 15% y el 20%. Subcontrata a un centenar de personas y cuenta con 80 proveedores de confianza.

De momento, lo que sí descarta Forner es trabajar para la Administración pública. “Bajan demasiado los costes”, concluye Forner.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad