800 trabajadores de Simón al ERE

stop

Sin título

16 de abril de 2009 (19:56 CET)

Los ajustes laborales de las grandes compañías se suceden en cadena. Si el miércoles se conocieron las intenciones de KLM y de UBS de reducir drásticamente su plantilla, este jueves le ha tocado el turno a Simón, fabricante catalán de material eléctrico, que ha anunciado que presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 800 trabajadores.

La propuesta de la dirección contempla una suspensión temporal de trabajo de 122 días, que se llevaría a cabo durante un año y medio. Esta medida afectaría a todos los trabajadores de cinco de las fábricas españolas del grupo y parcialmente a los de las plantas de Olot y Riudellots de la Selva.

Simon Holding, que se fundó en Olot y tiene once fábricas en España y doce repartidas por todo el mundo, redujo durante 2008 su facturación un 25%, hasta los 257 millones de euros, frente a la facturación de 347 millones de euros de 2007.

El fuerte descenso del pasado año, según la empresa, se debe principalmente a que los distribuidores han reducido sus 'stocks'. Desde la empresa manifestaron hace unos meses que el frenazo de la construcción en España les había afectado más de lo que pensaron en un principio, pero que habían hecho los deberes y se habían adaptado a la situación actual, que gozaban de una buena salud financiera y se mostraron confiados en volver a crecer en ventas este año.

El pasado mes de marzo, la empresa despidió a 15 empleados de la factoría de Olot a causa de la bajada de las ventas. Desde 2006, esta multinacional ha reducido la plantilla que tiene en España de 1.500 a 1.100 personas, la mayoría a través de bajas voluntarias y prejubilaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad