Abanca estrena un depósito al 1 % combinado con un fondo

stop

La contratación de este depósito está condicionada a la suscripción de un fondo de inversión por un importe mínimo de 3.000 euros y un plazo de al menos 18 meses. Pero puede haber pérdidas si la rentabilidad es negativa

Sucursal de la entidad Abanca, en Galicia.

Barcelona, 21 de mayo de 2016 (18:00 CET)

La entidad gallega ha reforzado su catálogo de productos de ahorro e inversión con el lanzamiento de un depósito combinado con una rentabilidad garantizada del 1 % TAE. La imposición a plazo fijo tiene una duración de seis meses y una rentabilidad base del 0,10 %, más una prima adicional del 0,90 % que se pagará al vencimiento del depósito, pero siempre y cuando el cliente invierta el mismo saldo en un fondo de inversión.

El cliente podrá escoger entre tres fondos distintos, según el nivel de riesgo que esté dispuesto a asumir. A saber, el Abanca Gestión Conservador, con un nivel de riesgo de 3 puntos sobre 7, el Abanca Gestión Moderado cuyo nivel de riesgo es de 4 sobre 7 y el Abanca Gestión Decidido (5 sobre 7). Para recibir la prima del 0,90 % sobre la parte invertida a plazo fijo es indispensable mantener el fondo durante al menos 18 meses.

Si se cancela el depósito o se rescata el capital invertido en el fondo antes de los primeros seis meses, el cliente no recibirá la prima del plazo fijo. Por el contrario, si el banco ya ha pagado ese 0,90 % y el cliente incumple el compromiso de mantener su participación en el fondo durante 18 meses, se tendrá que devolver a la entidad la parte proporcional de los intereses devengados.

No hay que confundir los depósitos combinados, es decir, aquellos en los que el principal se reparte entre dos productos –normalmente un plazo fijo y un producto de inversión–, con los depósitos estructurados cuya rentabilidad final está condicionada al comportamiento de uno o varios activos subyacentes. En este último caso, la totalidad del dinero se invierte en un solo producto con el capital garantizado, pero con una rentabilidad variable.

La mitad del dinero no está garantizado

A pesar de lo atractivo que pueda parecer ese 1 % de rentabilidad para un depósito a seis meses, lanzarse al sector de los fondos de inversión no es una cuestión para tomar a la ligera. Aunque el tramo del depósito esté garantizado y cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos español, al que Abanca está adherido, lo cierto es que el cliente podría llegar a sufrir pérdidas.

Por lo general, los fondos no garantizan el capital de sus inversores y si la rentabilidad acaba siendo negativa, pueden registrarse pérdidas sobre el monto principal. Algo que habrá que tener en cuenta si se acaba firmando el contrato. He aquí el principal riesgo de este tipo de depósitos. Algo que no ocurriría con un plazo fijo tradicional que sí garantiza la totalidad del capital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad