Alemania rechaza que el BCE compre deuda de países como España o Italia

stop

“Europa podría caer por un exceso de solidaridad”, dice el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle

05 de agosto de 2012 (10:09 CET)

El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, ha expresado su rechazo a que se conceda la licencia bancaria al Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), el fondo de rescate permanente, así como al hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) reanude la compra de bonos soberanos de países con problemas de financiación, como es el caso de España o de Italia.

En una entrevista al semanario alemán Focus, que se publica este domingo, Westervelle alerta del peligro que, a su juicio, podría conllevar la ampliación de las competencias del Mede, que podría llevar a la ruptura de la zona euro. “Europa podría caer debido a un exceso de solidaridad”, llegó a decir.

Asimismo, se opone de "forma categórica" a que el BCE compre deuda española o italiana para aplacar los embates de los mercados ya que dispara la prima de riesgo y los intereses de los bonos a largo plazo, y acrecienta la desconfianza entre los inversores.

Guardián de los contribuyentes alemanes


Westervelle asegura que "no imagina que el 'Bundestag', la cámara baja del Parlamento alemán, respalde una política que ampare una responsabilidad conjunta ilimitada para Alemania". "Como diputado, ciertamente no puedo estar de acuerdo con esto", sentencia.

Westewelle, que es diputado por el Partido Liberaldemócrata alemán, miembro de la coalición de Gobierno de Angela Merkel, enfatiza en que su rechazo a sendos mecanismos radica en que, como representante alemán en el 'Bundestag', debe ejercer como "guardián de los contribuyentes alemanes".

Mario Draghi

El BCE aseguró que podría iniciar la compra de deuda soberana, si bien matizó que estas acciones quedarían aplazadas hasta septiembre, según confirmó este jueves el presidente del eurobanco, Mario Draghi, en una rueda de prensa. Una semana anterior, Draghi dejó entrever una intervención contundente: "el BCE hará todo lo que sea necesario para salvar al euro y, créanme, será suficiente".

La comparecencia de prensa del jueves de Draghi supuso una vuelta a las tendencias alcistas de la prima de riesgo y una caída de los índices en la Bolsa tras varios días de bonanza. Así, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, certificó que no tomará una decisión firme acerca de un segundo rescate financiero hasta que el BCE consolide una posición sobre la compra de deuda y el rol de los fondos de rescate temporal y permanente en la crisis que acucia a Italia y a España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad