Alemania tira por la borda la compra de deuda española del BCE

stop

EMERGENCIA ECONÓMICA

29 de julio de 2012 (11:13 CET)

Basta que salga una noticia sobre cómo ayudar a España para que Alemania no tarde ni 24 horas en desmentirlo y aguar los planes del BCE de comprar deuda española e italiana. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, descarta que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) vaya a comprar bonos españoles e italianos para aliviar la presión de los mercados.

Schäuble afirma que las informaciones sobre los planes del Banco Central Europeo (BCE) de rebajar los intereses de la deuda española son "especulaciones". El jefe de la economía germana cree que “las necesidades de financiación de España a corto plazo no son tan grandes”. “El paquete de ayuda de 100.000 millones es suficiente”, ha asegurado el ministro en una entrevista al dominical Die Welt am Sonntag.

Para Alemania pagar tantos intereses no es preocupante. "Las altas cotas que han alcanzado los interés son dolorosas y crean una enorme incertidumbre, pero no es el fin del mundo pagar un porcentaje mayor en las subastas de deuda", ha afirmado Schäuble. El ministro cree que el hecho de que Alemania apenas pague intereses por su deuda solo denota una "profunda inseguridad" en los inversores.

Ignora a los mercados

La mano financiera de Ángela Merkel se muestra tranquilo de cara a cómo se comportarán los mercados a corto plazo. Por un lado, no espera que los intereses de los bonos alemanes suban tras la rebaja de la calificación de Alemania por parte de Moody’s.

Por otro lado, también muestra su escepticismo sobre cómo han recibido los mercados los últimos paquetes de reformas aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy. Schäuble ha asegurado que el Ejecutivo español "ha tomado todas las decisiones necesarias" y están teniendo "un buen efecto". "Si los mercados no confían en ellas, ya llegará el momento" en que lo hagan, España necesita tiempo", ha recalcado el ministro.

Esta semana se espera una reunión del presidente del BCE, Mario Draghi, con el Bundesbank para intentar convencerle de la necesidad de comprar bonos a España e Italia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad