Bankia gana un 39,2% más, hasta 1.040 millones

stop

Su rentabilidad se eleva al 10,6%, pero se reduce al 9% si se descuentan las provisiones para cubrir litigios de la salida a bolsa

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en una imagen de archivo

Madrid, 01 de febrero de 2016 (08:28 CET)

Bankia ha logrado un beneficio de 1.040 millones de euros en 2015, con un incremento del 39,2% sobre las ganancias de 747 millones registradas en 2014. Mientras que su rentabilidad se elevaba al 10,6%, dos puntos que la registrada un año, aunque se quedaría en el 9% si se descuentan las provisiones aportadas para cubrir litigios de la salida a bolsa (OPS). 

El margen de intereses se redujo un 6,4%, hasta 2.740 millones de euros, principalmente por la bajada del rendimiento de los bonos de la Sareb. Sin ese efecto, y pese a unos tipos de interés del 0%, al duro entorno competitivo y a la decisión de la entidad de retirar las cláusulas suelo, el margen de intereses habría subido en el año un 1,7%.

Generación de crédito

Un incremento apoyado en la nueva generación de crédito y en la reducción del coste de financiación, que permite que el margen de clientes se haya situado en el cuarto trimestre de 2015 en el 1,56%, frente al 1,41% de igual periodo de 2014.  

Los ingresos por comisiones permanecieron básicamente estables, con una caía del 1%, al totalizar 938 millones de euros en el conjunto de 2015. Por su parte, los resultados por operaciones financieras subieron un 29,2%, hasta 281 millones de euros.  

Márgenes

De este modo, el margen bruto llegó a 3.806 millones de euros. Mientras, los gastos de explotación se redujeron en un 4,8%, hasta los 1.658 millones de euros, lo que dejó el margen antes de provisiones en 2.148 millones de euros, un 5,2% menos que en 2014.  

La contención de los gastos compensó la presión sobre los ingresos, de forma que el ratio de eficiencia se mantuvo en el 43,6% en el conjunto del año (43,5% en 2014).  

Menos activos problemáticos

Otro elemento destacado es el efecto positivo que tiene sobre la cuenta de resultados la mejora de la calidad del balance de Bankia, después de que en 2015 se redujera el saldo de créditos dudosos y también el de activos adjudicados.

Aun así, el banco tuvo que hacer provisiones por dudosos y adjudicados por importe de 724 millones de euros, pero la citada mejora del balance permitió que esta rúbrica se redujera un 34,6%. El coste del riesgo (volumen de provisiones sobre crédito) bajó de 0,60% de 2014 al 0,43% de 2015.  

En cuanto a la solvencia, medida en términos de Basilea III fully loaded, es decir, anticipando los requerimientos que serán de aplicación en 2019, Bankia cerró el año con una ratio de capital ordinario (CET1) del 12,26%. Durante 2015 el banco mejoró su solvencia en 166 puntos básicos, pues partía del 10,6%. La ratio de capital total, por su parte, sube del 12,14% al 13,53%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad