Carlos Torres Vila, Francisco González y Onur Genç. BBVA

BBVA rubrica la sucesión a la espera del BCE

stop

El consejo de administración de BBVA nombrar Carlos Torres Vila como presidente ejecutivo y Onur Genç como consejero delegado, pendiente de autorización

Barcelona, 20 de diciembre de 2018 (18:55 CET)

BBVA ha aprobado oficialmente el relevo al frente del banco. Su consejo de administración ha aprobado este jueves el nombramiento de Carlos Torres Vila como presidente ejecutivo y del turco Onur Genç como consejero delegado. Además, Francisco González será presidente de honor de BBVA y de su fundación.

Pero los nuevos mandamases de la entidad no han tomado aun posesión, ya que todavía no cuentan con el beneplácito del Banco Central Europeo (BCE). El banco español ha informado a la CNMV de que los cambios se harán efectivos “cuando se hayan obtenido las autorizaciones correspondientes”. La previsión que hace BBVA es obtener el ok del BCE antes del 31 de diciembre.

Es, pues, cuestión de pocos días, y las negociaciones son intensas. El banco debe terminar de convencer al regulador de que su estructura es eficiente y operativa. Inicialmente, el BCE no veía con buenos ojos que la entidad compatibilice un presidente ejecutivo con un consejero delegado. Son dos primeros ejecutivos que el organismo mira con recelo.

Los argumentos de BBVA

BBVA quiere imponer su fórmula con varios argumentos. El primero es que Torres Vila y Genç se repartirán las tareas y no habrá duplicidades. Este jueves han concretado algo cómo lo harán. El presidente se encargará de velar porque el banco cumpla su estrategia, que liderará desde el consejo de administración, y será el máximo representante institucional, mientras que el consejero delegado será el máximo responsable de toda la operativa del día a día. No han ido más allá.

El segundo argumento del banco para romper definitivamente las reticencias del BCE son los precedentes que existen de situaciones similares. El regulador prefiere el presidente solo institucional y el consejero delegado plenipotenciario, como Jordi Gual y Gonzalo Cortázar en Caixabank, pero ya ha aceptado casos como el de BBVA, como en el Santander.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad