Botín se ahorrará 520 millones de euros con la integración de Banesto y Banif

stop

PROPUESTA DE FUSIÓN

Emilio Botín en la junta de accionistas

17 de diciembre de 2012 (11:49 CET)

El consejo de administración de Banco Santander ha aprobado este lunes la propuesta de fusión por absorción con Banesto, de cuya entidad ya controlaba el 89,74% del capital. Una operación con la que el presidente de la entidad, Emilio Botín, ahorrará 520 millones de euros a partir del tercer año.

Así, la entidad operará en España bajo una misma marca a la que se integran Banesto y Banif --filial 100% del Grupo--. La fusión implicará el cierre de 700 sucursales de la 4.664 que suman los tres bancos. Una reducción de oficinas que no irá acompañada un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), según han afirmado a Economía Digital fuentes del Santander. Lo que sí habrá serán bajas incentivadas y la reubicación del personal afectado.

Operación comercial, no financiera

Desde la entidad defienden la operación por aconsejable en el marco de reestructuración del sistema financiero español. Sumar sinergias de los tres bancos para crear una marca y una red potente ha sido la clave de la fusión. Por lo tanto es una operación más de tipo comercial que financiera, ya que prácticamente, actuaban como grupo antes de la integración formal.

El presidente del Santander ha asegurado que se trata de “una gran operación para todos” ya que los accionistas de Banesto recibirán acciones del Santander con una prima del 24,9%. Además, los clientes aumentarán su cartera de productos y tendrán a su alcance una red de oficinas mucho más amplia.

Integración de Banif

Por su parte, la integración de Banif permitirá impulsar la banca privada del grupo gracias a un modelo que gestiona más de 36.000 millones y que emplea a 550 personas en 52 oficinas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad