Bruselas echa un jarro de agua fría a Rajoy

stop

REFORMAS

10 de abril de 2013 (14:29 CET)

“España va a comenzar a crecer en el primer trimestre de 2014”. Esta es una de las frases que más se han podido leer o escuchar en los últimos meses. Rajoy, De Guindos, Alierta, Botín, Galán, … todos han dicho en alguna ocasión que el próximo año es el del crecimiento. Todos menos Bruselas.

La Comisión Europea ha echado un jarro de agua fría a España. Las reformas deben ir a más porque peligra que el PIB español sea positivo en 2014. El Ejecutivo comunitario cree que la recesión podría prolongarse debido al riesgo de "retroalimentación negativa" entre la contracción económica, la mejora del endeudamiento y la volatilidad de los mercados financieros.

Reforma laboral

Además, el paro seguirá subiendo hasta el 27% este año, y el aumento del desempleo de larga duración "podría reducir el potencial de crecimiento de la economía". Es por ello que Bruselas pide al Gobierno que revise la reforma laboral.

El Ejecutivo comunitario exige que se cumplan los objetivos de "más eficacia y reducción de la dualidad del mercado laboral, mayor flexibilidad interna, un proceso de negociación salarial que garantice un mejor alineamiento de los salarios con las condiciones económicas, más empleabilidad de los jóvenes y mayor uso de contratos fijos".

Más esfuerzos

Además, Bruselas pide que se continúe con los esfuerzos para la sostenibilidad de las finanzas públicas. La Comisión Europea también ha puesto la lupa en la Seguridad Social.

"La agenda de reformas (del Gobierno) sigue siendo incompleta, e incluso las reformas que ya se han aprobado todavía no han tenido pleno efecto debido a retrasos en su aplicación", resalta el informe. "Como resultado, la capacidad de ajuste de la economía sigue siendo insatisfactoria, ya que la mayor parte del ajuste recae sobre el empleo", agrega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad