BTG Pactual, socio de Acciona y Abertis, decepciona a los inversores

stop

RESULTADOS

13 de mayo de 2013 (21:41 CET)

Los inversores de BTG Pactual no han recogido los beneficios de la entidad que esperaban en el primer trimestre de 2013. Las ganancias del banco de inversión brasileño dirigido por André Esteves han caído el 28% en el período hasta los 628 millones de reales (234,17 millones de euros). En los tres meses previos, los ingresos netos llegaron a los 854 millones de reales (325,8 millones de euros).

Los analistas esperaban 100 millones de reales más de ganancias (38,1 millones de euros), según fuentes del sector. Pero la debilidad del mercado de acciones de Brasil perjudicó los ingresos de la entidad, tal y como el propio BTG Pactual justificó ante sus accionistas. También reconoció que las inversiones del grupo han generado menos ingresos y que de enero a marzo los gastos administrativos del banco han incrementado.

Inversiones en Catalunya

Este resultado es el peor para la entidad desde el tercer trimestre de 2011, recuerdan los medios locales de Sao Paulo (Brasil). A pesar de la buena salud económica de su zona de influencia, BTG Pactual también diversifica sus intereses. Ahora se extienden principalmente por toda América Latina, aunque también ponen el pie fuera del continente.

En Catalunya, el grupo brasileño ha sacado la cartera en dos ocasiones. La primera de ellas para quedarse junto Abertis la gestión de los túneles de Vallvidrera (Tabasa) y Cadí por 430 millones de euros. Tiene el 63% de la concesión, que se pactó directamente con la conselleria de Economia i Coneixement, ya que eran el único grupo interesado en tomar las riendas de ambas infraestrucutras.

La otra operación por la que ha pujado no ha sido precisamente tranquila. La entidad apostó junto a Acciona para gestionar Aigües Ter Llobregat (ATLL) por 995,5 millones de euros. Su participación es del 39% de la sociedad que se adjudicó la empresa pública de agua.

Balance de ATLL

La operación de crédito ligada a este proyecto está valorada en 61,1 millones de euros en el balance de finales de marzo que el grupo brasileño ha presentado a los inversores. A finales de diciembre, estaba tasada en 63,6 millones. En el mismo documento, el banco reconoce unos gastos de 203.039,7 euros a 31 de marzo en la financiación, cuando hasta la fecha no suponía ninguna minusvalía en las cuentas del banco.

La concesión de ATLL está en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, quien debe decidir sobre si la adjudicación se hizo correctamente o no.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad