Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, en la presentación de los resultados del primer semestre de 2019. EFE

Caixabank cobrará por los depósitos (pero solo a empresas)

stop

Caixabank decide no trasladar los tipos negativos a los clientes particulares, pero sí lo hará con grandes clientes, siguiendo la senda de otras entidades

Xavier Alegret

Economía Digital

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, en la presentación de los resultados del primer semestre de 2019. EFE

Valencia, 26 de julio de 2019 (11:12 CET)

Caixabank se suma a la corriente: los tipos de interés negativos terminarán trasladándose a los clientes. Pero salvará a los particulares. Así lo aseguró este viernes Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad, en la misma línea que otros bancos como el Santander, Bankinter y Bankia, que han hecho anuncios similares en los últimos días.

Los tipos de interés negativos en los últimos tiempos, más la perspectiva de que van a alargarse —esta mismas semana, Mario Draghi ha abierto la puerta a bajarlos todavía más—, han llevado al sector en toda Europa a plantearse cobrar por guardar el dinero, es decir, por los depósitos a la vista.

No obstante, los bancos españoles han decidido, al menos de momento, no afrontar el coste reputacional que supondría aplicar esta medida de forma discrecional en todos sus clientes, incluidos particulares. Hace unas semanas, Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ya adelantó que creía que no llegaría al cliente minorista, y así está siendo. El Santander y Bankinter lo confirmaron esta semana, y Caixabank este viernes.

“Ya estamos en un entorno de tipos negativos y hemos decidido que a los clientes minoristas no lo vamos a trasladar, pero a las grandes contrapartidas sí que es adecuado hacerlo”, ha explicado Gonzalo Gortázar en la presentación de resultados de Caixabank en el primer semestre, cuando ganó 622 millones, la mitad que en el mismo periodo del año anterior por el coste del ERE.

Cinco años de tipos de interés por los suelos

Los tipos de interés llevan cinco años rozando el cero, y en 2016, el Banco Central Europeo los bajó ya al cero absoluto. Desde 2018 que se espera que Mario Draghi empiece a elevar los tipos de la eurozona, pero va demorando la decisión y ahora ya no solo no se espera en el corto plazo sino que ha abierto la puerta a bajarlos más.

Como consecuencia de ello, los intereses a los que se prestan dinero los bancos se situó en negativo a principios de 2016. Hasta ahora, las entidades lo habían repercutido reduciendo a la mínima expresión los intereses que ofrecen en los productos de ahorro e inversión que comercializan a sus clientes. Pero hasta ahora no se habían planteado cobrar.

También han combatido los tipos congelados mediante la subida de los intereses en las hipotecas, para contrarrestar un euríbor que va camino de cuatro años en negativo, y potenciando las hipotecas fijas. Gortázar ha confesado este viernes que dos de cada tres hipotecas comercializadas por Caixabank ya son a tipo fijo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad