Caixabank vuelve a los 1.000 millones de beneficio cinco años después

stop

Las cuentas de Caixabank relativas a 2016 incorporan la provisión adicional de 110 millones por las cláusulas suelo

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank / EFE

Barcelona, 02 de febrero de 2017 (08:25 CET)

Caixabank obtuvo un beneficio neto de 1.047 millones de euros en 2016, el 28,6% más, gracias a la mejora de los ingresos, la reducción de los gastos y los menores extraordinarios. Desde 2011 la entidad no superaba la barrera de los 1.000 millones de ganancias.

En los últimos 12 meses, la ratio de morosidad del banco bajó hasta el 6,9%, dos décimas menos que el año anterior. Caixabank provisionó en las cuentas del último año 1.000 millones de euros, entre los que figuran los 110 millones adicionales apuntados en el cuarto trimestre ante posibles reclamaciones por las cláusulas suelo.

Esta cantidad hay que sumarla a los 515 millones de euros provisionados en 2015, lo que suma un importe total de 625 millones de euros para hacer frente a los efectos de las polémicas cláusulas.

Por otro lado, la estimación de cobertura para insolvencias reduce la necesidad de provisiones de la cartera crediticia en 676 millones de euros, mientras que la aplicación de la circular del Banco de España ha obligado a la entidad a realizar dotaciones por 656 millones en la cartera de adjudicados disponibles para la venta.

El ebitda, o resultado antes de impuestos, de Caixabank alcanza en 2016 los 1.538 millones de euros. Supone el141% más. El resultado del negocio bancario y asegurador, excluyendo la actividad inmobiliaria y las participadas, asciende a 1.979 millones.

El resultado del último año viene también condicionado por el menor impacto de los gastos extraordinarios respecto a 2015, concretamente un 55% menos, y la reducción de las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones, que caen el 57,5%, hasta los 1.069 millones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad