El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE

Caixabank y Bankia se refugian del BCE en la gestión de activos

stop

Los dos bancos refuerzan su gama de fondos y planes de pensiones, que son una fuente de comisiones para la cuenta de resultados del sector

Madrid, 11 de junio de 2019 (17:49 CET)

Ni Caixabank ni Bankia se han quedado con las manos cruzadas después de que la semana pasada el BCE no solo alejara hasta 2020 la subida de tipos de interés, sino que dejara abierta la puerta incluso a bajarlos. Ambas entidades, que presentaron el año pasado planes estratégicos con escenarios más optimistas para el precio del dinero que el actual, coincidieron este martes en anunciar iniciativas para incrementar el negocio en el área de gestión de activos; un segmento refugio para ellos durante todo el ciclo de tipos de interés en mínimos.

Este negocio, que permite a las entidades financieras contrarrestar a través del cobro de comisiones la merma de ingresos que produce que el euribor se encuentre en tasa negativa y ha servido, además, para retener el patrimonio de los clientes que huían de los depositos ante los tipos de interés.

Para reforzar este segmento, la entidad presidida por Jordi Gual ha creado un nuevo modelo de gestión de carteras de gestión discrecional denominado Master. Para gestionar los fondos de inversión de este programa, contará con el asesoramiento de cinco gestoras internacionales: Amundi, JP Morgan, Morgan Stanley, Robeco y Nomura; cada una de ellas para un tipo de activo.

De acuerdo con los datos aportados por Víctor Allende, director ejecutivo de Banca Privada y Banca Premier de Caixabank, el objetivo del banco es captar entre 3.500 y 4.000 millones en este modelo de gestión anualmente. Hoy Caixabank contaría con 24.300 millones gestionados en este tipo de carteras; pero registrando un importante crecimiento en los últimos años, ya que en 2015 la cifra era de apenas 2.000 millones.

Bankia opta por el compromiso a largo plazo

En el caso de Bankia, su producto fetiche para crear una relación a largo plazo con sus clientes son los planes de pensiones, que son también una fuente de comisiones para la cuenta de resultados. El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri ha lanzado una gama de fondos que adaptan su cartera a medida que pasa el tiempo. Para ajustarse a la edad del cliente, ha puesto en marcha ‘Bankia Soy de los 60’, ‘Bankia Soy de los 70’ y ‘Bankia Soy de los 80’; con objetivos de inversión aconsejables para cada una de estas generaciones.

“El objetivo es que el partícipe, una vez entre en el plan correspondiente a su generación, se desentienda de la gestión, delegando la misma en Bankia AM con la seguridad de que los gestores de la entidad desarrollarán una inversión profesional, diversificada y acorde al horizonte temporal conocido de antemano”, señala Pablo Hernández, director comercial de Bankia AM

Esa fidelidad, además, asegura ingresos por comisiones a largo plazo para el banco.  

Por otra parte, Caixabank realizó este martes una emisión de 1.250 millones, en deuda senior no preferente, con una demanda superior a los 4.000 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad