Francisco González, presidente de BBVA. La banca gana 8.600 millones en seis meses. EP/Archivo
stop

Francisco González defiende que la salida a bolsa de Bankia fue una mala decisión y que el BBVA intentó impedirlo

Madrid, 03 de abril de 2019 (13:18 CET)

El expresidente del BBVA, Francisco González (FG), ha declarado este miércoles en el juicio por la salida a bolsa de Bankia. En él ha confesado que aconsejó al entonces presidente, Rodrigo Rato, a presentar su dimisión. 

El hecho se produjo, según el propio Gonzalez, en una cena convocada en mayo de 2012 por el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, y a la que también acudieron los presidentes del Santander, Emilio Botín en esos momentos, y Caixabank, Isidro Fainé. 

Así, el exbanquero ha reconocido que en el evento, celebrado un día antes de que Rato presentara finalmente su dimisión, él afirmó que "lo mejor para todos era que dimitiera".

Rodrigo Rato declaró durante su turno en el juicio que González fue uno de los que se empeñó en que dejara su cargo

La idea era proteger a la banca frente a la crisis de credibilidad, un consejo que sin embargo, no llevó a cabo más tarde el propio FG, que tardó en abandonar su cargo como presidente de honor del BBVA tras presuntamente haber contratado al excomisario Villarejo para realizar escuchas ilegales pese a las peticiones de organismos como el BCE y el Banco de España.

En cuanto al caso de Bankia, FG asegura que Rato pensaba que con 7.000 millones de euros solucionaría la credibilidad de Bankia y la confianza de los mercados, pero González subía la cantidad hasta los 20.000 millones.

"Le dije que no iba a conseguir ese capital y que diera paso a una solución viable que pasaba por poner mucho dinero por parte del Estado. El ministro asintió y Fainé estuvo más dubitativo", recuerda.

Esta versión coincide con lo declarado por el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, acusado de estafa a los inversores. Rato declaró durante su turno en el juicio que González fue uno de los que se empeñó en que dejara su cargo. La reacción de Rato a las palabras de González durante aquella cena, ha declarado el exbanquero, "no fue violenta".

Salida a bolsa de Bankia

Además, González defiende que el BBVA intentó frenar la salida a bolsa de Bankia al negarse a comprar participaciones. "La salida a Bolsa de Bankia fue una mala decisión que hizo mucho daño a nuestro país", sentencia. 

Así, revela que intentó ir "en contra del poder político y de instituciones muy relevantes". "Pensábamos que BBVA era muy relevante y el no estar en la operación podía influir para que todo se parara, pero al final no nos hicieron caso", indica.

"Si la salida a Bolsa fracasaba, España fracasaba", recalca González, para quien la operación fue "un error", ya que se hizo "justamente todo lo contrario de lo que se debía hacer". "Yo siempre tuve la opinión de que las cosas no se estaban haciendo bien. Esa operación no debía seguir adelante", confirma.

Critica al Banco de España

En su declaración, FG critia la actuación del Banco de España, que asegura que "no quiso afrontar el problema". Así, condena que el supervisor pretendiera "ganar tiempo" al impulsar fusiones como la que dio origen al grupo BFA, con las que se pretendía "crear la sensación de que todo iba bien". "Y todo no iba bien", defiende.

"En esas reuniones no estaba el Banco de España porque su posición era distinta, era ganar tiempo, buscar soluciones que no fueran dramáticas y que las cosas que fueran arreglando, pero los mercados actúan de forma rápida", afirma.

En este sentido, ha insistido en que la crisis de Bankia "es una historia de tiempo, no de un día", que se originó en 2008, con el estallido de la crisis económica mundial, en sus dos principales cajas, Caja Madrid y Bancaja, circunstancia que puso al nuevo grupo surgido tras la integración en una situación "súper complicada".

Sobre el deterioro de los mercados en 2012, González ha relatado que había una "opinión general de que hacía falta capital", hecho que se discutió en las "famosas cenas que convoca el señor De Guindos", en las que se habla de que Bankia necesitaba entre 15.000 y 20.000 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad