Quim Torra, a la salida del Parlament de Cataluña. Foto: EFE/QG

Cataluña es la región menos competitiva para retener y atraer empresas

stop

Cataluña cae hasta el último puesto en su capacidad de competir fiscalmente para atraer empresas y generar actividad económica y empleo

Madrid, 12 de diciembre de 2018 (13:58 CET)

Cataluña no es una comunidad atractiva para las empresas. Los altos impuestos -cuenta con el doble de tributos autonómicos que las demás comunidades autónomas- hacen que sea la menos competitiva en materia fiscal. Esto afecta a su capacidad para retener y atraer empresas y para generar actividad económica y empleo.

Así, cae hasta el último puesto en competitividad fiscal, según destaca el Índice de Competitividad Fiscal 2018 elaborado por la Unión de Contribuyentes.

Como las otras comunidades autónomas con la peor puntuación -Aragón, Asturias y Comunidad Valenciana-, Cataluña obtiene una nota baja en casi todos los componentes del índice, pero especialmente en los tres impuestos más importantes: Impuesto sobre la Renta, Patrimonio y Sucesiones.

Cataluña tiene un número muy elevado de impuestos autonómicos adicionales a los cedidos por la Administración Central

En 2018, ninguna de las cuatro comunidades situadas al final del ranking emprendió reformas fiscales y, por ello, todas bajan un puesto o más.

Cataluña, antes en la penúltima posición, cuenta con el doble de impuestos autonómicos que las demás comunidades autónomas. Además, tiene grandes deficiencias en la estructura del Índice del Impuesto sobre la Renta y en el Impuesto sobre el Patrimonio.

A pesar de que su puntuación sube unas décimas, es la única comunidad que aún queda por debajo del aprobado: 4,93 puntos. El índice asegura que se debe a la persistencia de un número muy elevado de impuestos autonómicos adicionales a los cedidos por la Administración Central.

Ranking competitividad fiscal 2018. Fuente: IACF

Por el contrario, País Vasco y Madrid se mantienen como las comunidades más competitivas al contar con una menor fiscalidad en relación a las demás regiones.

​Igual que en 2017, Vizcaya (las provincias vascas se miden de forma separada al contar cada una de ellas con una fiscalidad propia) encabeza el índice 2018, con 7,6 puntos sobre 10; seguida de Álava (7,11 puntos). Les siguen la Comunidad de Madrid, con 6,95 puntos; y Guipúzcoa, con 6,90.

Extremadura sube cuatro puestos

Las comunidades que más bajan son Asturias y Navarra. El Principado cae cuatro puestos, quedando antepenúltimo, con un aprobado raspado: 5,27 puntos. Por su parte, la Comunidad Foral -a pesar de disponer de Concierto Económico- pasa del séptimo puesto al décimo, con 5,83 puntos.

Por el contrario, la mejora más pronunciada es la de Extremadura, que sube más de 0,7 puntos sobre diez y pasa de ser la última en 2017 al decimoquinto puesto en 2018, año en el que consigue un aprobado (5,44 puntos).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad