EEUU advierte a Sánchez por la tasa Google

stop

Una consejera de la embajada de los Estados Unidos en España avisa que si se impone la tasa Google, empresas españolas como Telefónica la sufrirán

Donald Trump

Barcelona, 06 de febrero de 2020 (14:22 CET)

Los Estados Unidos están en contra de la llamada tasa Google, que gravará los beneficios de multinacionales tecnológicas por las ventas en el país. España quiere implantarla y la Comisión Europea la estudia para buscar una solución conjunta. Donald Trump ya ha advertido a Europa que esta tasa puede torcer las buenas relaciones comerciales entre ambas potencias y ahora su embajada española alerta al Gobierno de Pedro Sánchez de que perjudicará a empresas españolas.

Laura Hochla, consejera adjunta para asuntos económicos de la Embajada de los Estados Unidos en España, ha asegurado este jueves que la administración Trump está negociando en el ámbito de la OCDE, de la que también forma parte España, para “encontrar una solución global a cómo se imponen los impuestos”. Es decir, si las empresas deben pagar más donde producen o donde venden.

La posición de EEUU es clara. Para proteger a sus gigantes tecnológicos —Google, Amazon, Apple, Facebook, etc.—, se opone frontalmente a la tasa digital con el argumento de que “si la creación de valor está en un mercado, ese mercado tiene más derecho de recaudar impuestos”. Si no es así, puso en alerta a España porque tiene una economía muy exportadora y las empresas que lo hacen se encontrarían con la tasa al vender fuera.

La diplomática estadounidense se ha mostrado segura de que habrá un acuerdo en el marco de la OCDE, y pronto: “Estamos muy cerca de un acuerdo”, ha añadido. La alternativa al pacto la ha pintado como la anarquía fiscal: “Si no hay acuerdo, no es una vuelta al statu quo, es un mapa de muchos modelos distintos, y eso es muy caro de gestionar para empresas como Telefónica y El Corte Inglés”.

Hochla ha mantenido un encuentro con periodistas en Barcelona este jueves para hablar de los retos de 5G, en los que la primera potencia mundial parte de una situación de debilidad: los Estados Unidos han puesto la cruz a Huawei, que es una de las compañías que está liderando la expansión de esta tecnología, y huye de tratos con empresas chinas y países que confíen en ellas. En este sentido, valoran negativamente la apertura de la red en Reino Unido a Huawei.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad