Rato achaca la reformulación de cuentas de Bankia a la coyuntura

stop

Ignacio Ayala asegura que Goirigolzarri reformuló en 2012 las cuentas referidas a 2011 por el cambio en las estimaciones económicas

José Ignacio Goirigolzarri sustituyó a Rodrigo Rato al frente de Bankia

Madrid, 16 de septiembre de 2019 (16:55 CET)

El abogado de Rodrigo Rato, Ignacio Ayala, ha asegurado este lunes que el actual presidente de Bankia José Ignacio Goirigolzarri -quien sustituyó a Rato en el cargo- reformuló en 2012 las cuentas de Bankia referidas al ejercicio 2011 por el cambio en las estimaciones económicas y no porque su defendido hubiese falseado los números. El abogado rechaza así que ese ajuste se llevara a cabo para aflorar pérdidas no reconocidas en años anteriores como sustentan las acusaciones y los peritos judiciales.

La Fiscalía pide 8,5 años de cárcel para Rodrigo Rato por un posible delito de estafa a inversores y otro de falsedad contable. Según Anticorrupción, los exdirigentes de Bankia ocultaron "conscientemente" deterioros en sus números. Las cuentas anuales de Bankia referidas al ejercicio de 2011 registraron un beneficio de 309 millones de euros. Sin embargo, tras la dimisión de Rato y la llegada de José Ignacio Goirigolzarri al frente de la entidad, se reformularon los estados fiancieros y pasaron a reflejar pérdidas por 2.979 millones.

"La refomulación se hizo al tener acceso a información nueva, que llevó a un cambio en las estimaciones, ya que la crisis estaba acuciando", ha argumentado el abogado durante la exposición de sus conclusiones definitivas en el proceso judicial.

 La declaración de Goirigolzarri como testigo

Goirigolzarri declaró el pasado mes de marzo en calidad de testigo y aseguró que la reformulación se hizo por el "extraordinario cambio" que se produjo en la economía española en esos meses y a los "decretos Guindos".

En su declaración, el presidente de Bankia atribuyó los "problemas" que arrastraba la entidad en el momento de su llegada al "extraordinario crash" que sufrió la economía en los dos meses previos, contexto que hizo que las cuentas reformuladas de 2011 arrojaran unas pérdidas que "sólo" suponían el 1 % de los activos.

Según su relato, prueba de que las previsiones económicas era favorables en 2011 es que el Banco Central Europeo (BCE) aprobó dos subidas de los tipos de interés ese año; sin embargo, "en el último trimestre la economía europea, y sobre todo la española, tienen un crash".

En este sentido, el letrado que defiende a Rato ha reiterado que los supervisores dieron por buenos todos los pasos que se dieron en cuanto a la normativa contable de la entidad. 

De hecho, Ayala ha asegurado que los peritos judiciales se quedan sin apoyo respecto a sus análisis. "No les da la razón ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ni el Banco de España, a los que todo les pareció suficiente", ha dicho.

 

 

Hemeroteca

Bankia Rodrigo Rato
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad