El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa en la presenta los resultados de la entidad de 2018. EFE/J.J. Guillén

Goirigolzarri da oxígeno a Sánchez: no es momento de vender Bankia

stop

Goirigolzarri admite que el momento actual no es el apropiado para privatizar Bankia y aboga por esperar a un entorno "más favorable"

Economía Digital

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa en la presenta los resultados de la entidad de 2018. EFE/J.J. Guillén

Madrid, 13 de junio de 2019 (13:27 CET)

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, le da un balón de oxígeno a Pedro Sánchez con sus declaraciones de este jueves sobre la entidad. Goirigolzarri, que con anterioridad se ha mostrado partidario de privatizar la entidad, ha admitido que el momento actual no es el apropiado para ello y ha abogado por esperar un entorno "más favorable" para las valoraciones del sector bancario.

Goirigolzarri ha señalado que el mercado financiero se enfrenta actualmente a una valoración “a la baja” que obliga a actuar con calma en el proceso de privatización. De hecho, las acciones de Bankia acumulan caídas cercanas al 50% desde diciembre de 2017, la última vez que el Frob vendió un paquete.

Así, con sus declaraciones de este jueves en el Congreso Regional de la Empresa Familiar, Goirigolzarri echa un capote al presidente del Ejecutivo en funciones, que se encuentra en pleno proceso para intentar formar Gobierno. Uno de sus principales aliados parece ser Pablo Iglesias. 

El líder de Podemos llevaba en su programa político nacionalizar Bankia y que actúe como banca pública. Se trata de un punto con el que ya presionó a Sanchez a la hora de pactar los presupuestos. 

Sánchez se da dos años de margen

El pasado diciembre Sánchez ya aprobó en Consejo de Ministros ampliar el plazo para privatizar Bankia durante dos años para recuperar lo máximo del rescate. Es decir, el plazo, que terminaba en 2019, ahora no concluirá hasta 2021. 

Así, el Gobierno tiene hasta finales de 2021 para vender el más del 60% que tiene de la entidad a través del Frob. El Ejecutivo siempre ha mantenido el objetivo de culminar la privatización de Bankia con la prioridad de obtener el máximo retorno de las ayudas públicas del rescate de 22.000 millones de euros.

Sin embargo, la situación actual no ayuda a esta estrategia de "recuperar lo máximo posible" con la venta de la entidad. En la actualidad, las acciones del banco en manos públicas apenas alcanzan una valoración de 4.093 millones de euros.

Por los resultados de 2018 de la entidad, el Estado recibió un dividendo de 219 millones de euros en 2019. El Ejecutivo ha ingresad recuperado poco más de 3.000 millones de euros del rescate de la entidad.

La mayor parte, más de 2.000 millones, los obtuvo con las dos ventas de participaciones de acciones en febrero de 2014 y diciembre de 2017, mientras que el resto vienen de dividendos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad