Mario Draghi, presidente del BCE

El BCE inyectará 3.000 millones a Grecia para evitar el corralito

stop

La fuga de capitales se descontrola en las últimas horas aunque Tsipras deja caer que pactará el lunes con los acreedores internacionales

19 de junio de 2015 (11:49 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) ha reunido de urgencia a su consejo de gobierno. Ha decidido esta misma mañana que ampliará la provisión urgente de liquidez para Grecia tras la intensificación de la fuga de capitales en las últimas horas.

La petición parte del banco central griego y se produce un día después de que el BCE aumentara en 1.100 millones de euros los recursos reservados a las entidades del país, hasta el máximo de 84.100 millones de euros.

Corralito en Grecia

El miembro francés del comité ejecutivo del BCE, Benoit Coeuré, dudó ayer de que los bancos griegos puedan abrir el lunes, en un entorno de gran incertidumbre. Sería un escenario de corralito. Se calcula que el jueves se retiraron de las entidades helenas más de 1.000 millones de euros.

Círculos bancarios citados por los medios griegos aseguraron que la situación está "controlada" y recordaron que en junio de 2012, en el fragor de la convocatoria de las segundas elecciones generales en sólo un mes, las salidas de depósitos eran el doble de las que está habiendo ahora.

Tsipras reacciona

El Gobierno griego reaccionó ayer con dureza a informaciones aparecidas en la prensa, según las que estaba preparando un plan de control de capitales, y aseguró que este tipo de informaciones tan sólo persiguen "provocar disturbios" y "desestabilizar la economía".

La oficina del primer ministro, Alexis Tsipras, ha emitido a primera hora de hoy un comunicado con el que avanza que, en la cumbre extraordinaria del próximo lunes, Grecia podría aceptar un plan con sus acreedores que evite la ruptura del euro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad