Luis de Guindos y Christine Lagarde, números 2 y 1 del Banco Central Europeo. EFE/Olivier Hoslet

El BCE se mueve en el 'caso BBVA': quiere visibilidad sobre el impacto

stop

El supervisor pide a la Audiencia Nacional información sobre el impacto que puede tener la investigación pro Villarejo en el banco

Madrid, 23 de diciembre de 2019 (13:08 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) quiere tener más información sobre las posibles repercusiones del Caso Villarejo para el BBVA. El supervisor del sistema financiero habría pedido por escrito a la Audiencia Nacional información sobre del alcance que las investigaciones que se están llevando a cabo sobre el banco, imputado por su relación laboral con ex comisario, podría tener en la entidad.

Hasta el momento, el BBVA, que ha informado a sus inversores de su imputación, no ha sabido valorar el posible impacto, explicando que las investigaciones se encuentran bajo secreto de sumario. De acuerdo con La SER, el banco habría dado previamente esa respuesta también al organismo liderado por Christine Lagarde, lo que había provocado que este acudiera directamente a la Audiencia.

BBVA, a la espera del secreto de sumario

El movimiento del BCE, sin embargo, parece un giro en la actitud que hasta el momento ha mantenido la institución con BBVA. En las ocasiones que a Luis de Guindos, vicepresidente del organismo, se le ha preguntado sobre las investigaciones, siempre ha respondido que esperaría a la resolución de la Justicia. Pero el supervisor parece que quiere conocer más datos ahora que ha renovado su cúpula el nombramiento de Christine Lagarde.

Son numerosos los directivos y ex directivos del banco imputados por la Audiencia Nacional, que ha requerido varias veces al banco que declarara. Se esperaba que el secreto de sumario fuera levantado después del verano, pero las investigaciones lo han ido retratando.

En paralelo a este movimiento, el BCE, de acuerdo con Expansión, querría tener más control sobre el gobierno corporativo de las entidades financieras. BBVA ya habría tenido que modificar las atribuciones de Carlos Torres para que pudiera ser nombrado presidente ejecutivo, pero todavía tiene retos por delante.

Quedan pocos días para que finalice el año, y se esperaba que el banco hiciera algún movimiento, en línea con la paulatina separación que ha ido marcando de su ex histórico presidente, Francisco González, y anunciara algunos relevos en el consejo de admnistración, que rejuveneciera el consejo y lo apartara más de su anterior etapa.

Por el momento, sin embargo, estos cambios no se han producido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad