La jueza Olga Reverte Villar acusa a San José y otras siete constructoras de un fraude de 23 millones en el AVE a Murcia

El gasto en obra pública se dispara con el cambio de gobierno

stop

La inversión de obra pública del conjunto de las administraciones suma unos 15.900 millones de euros, el máximo en ocho años

Economía Digital

La jueza Olga Reverte Villar acusa a San José y otras siete constructoras de un fraude de 23 millones en el AVE a Murcia

Madrid, 30 de diciembre de 2018 (17:22 CET)

Con se llegada al Ejecutivo, Pedro Sánchez disparó el gasto en obra pública. En la primera mitad de 2018 la licitación de obra pública por parte de las distintas administraciones aumentó un 39% pese a que se temía que se quedara estancada con el cambio de gobierno. Así, cierra 2018 en máximos de los últimos ocho años.

La inversión de obra pública del conjunto de las administraciones sumará unos 15.900 millones de euros. Esto supone, además, el 24% más que el año anterior. 

Así se desprende de los datos de licitación pública de los once primeros meses del año, periodo en el que se sacaron a concurso proyectos por un total de 14.642 millones, un 33% más, según informa la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan.

Solo en junio, el primer mes de Sánchez en el Ejecutivo, el Gobierno central promovió obras por valor de 377,6 millones de euros. Esto supone un incremento del 145% respecto a mayo.

El año 2018 culminará con el mayor volumen de obra pública promovida desde 2010

En caso de que en el último mes del ejercicio se mantenga este ritmo licitador, el ejercicio culminará así con el mayor volumen de obra pública promovida desde 2010, cuando se lanzaron trabajos de infraestructuras y dotaciones públicas por 26.210 millones.

A pesar del aumento, la obra pública está aún lejos del máximo histórico que alcanzó en vísperas de la crisis, el de 46.700 millones de euros logrado en 2006.

La patronal constructora considera que la licitación "sigue en niveles cercanos a los mínimos históricos", dado que será equivalente al 1,3% del PIB en 2018, frente a la media del 2,5% del PIB que supuso en los últimos 23 años.

El AVE impulsa el presupuesto

El Ministerio de Fomento, principal órgano inversor de la Administración central, licitó obras por 876 millones en los cinco primeros meses del año. Estas se elevaron a 3.000 millones de euros en el caso de los seis posteriores (entre junio y noviembre), tras el relevo gubernamental.

En total, en los once primeros meses del año, el ministerio que dirige José Luis Ábalos disparó un 66,4% la licitación de obras, hasta los 3.877 millones de euros.

Este crecimiento se sustenta en el impulso de las obras del AVE, que sumaron 2.675 millones de euros, seis veces más que un año antes. Así, compensaron la caída del 75,5% de la promoción de carreteras, que sumó una inversión de 239 millones.

Por su parte, puertos del Estado y Aena, entidades que financian sus propias obras y, por tanto, no las cargan al Presupuesto, pusieron en marcha trabajos por 426,7 millones y 455,2 millones, respectivamente, un 7,2% menos en el caso de las aeroportuarias y un 43% más en las portuarias.

Año preelectoral en los ayuntamientos

No obstante, las administraciones locales se mantienen como la primera fuente de licitación de obras ante las elecciones municipales el próximo mes de mayo.

Hasta noviembre, los ayuntamientos, diputaciones y cabildos habían sacado a concurso proyectos por valor de 6.458,54 millones de euros. Esto supone el 44,7% más que el volumen del año anterior y el 44% de la licitación total estatal.

Las comunidades autónomas también promovieron trabajos por 3.762 millones de euros, el 8,5% más y el 25,7% del total, un porcentaje similar al que supone el Ministerio de Fomento.

Destaca la caída del 13% en la licitación de Cataluña que, no obstante, se mantiene como tercera región por volumen de obra por detrás de Madrid y Andalucía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad