La pandemia también repercute en las cifras de búsqueda de empleo. EFE

El confinamiento impide a 1,6 millones de españoles buscar empleo

stop

La tasa de paro hasta junio, de un 15,33%, no recoge la cifra real de desempleados. La ocupación cae en más de 1 millón de personas en el segundo trimestre

Madrid, 28 de julio de 2020 (09:26 CET)

La cifra del paro del segundo trimestre todavía no recoge los efectos reales en el desempleo de la pandemia. Además de no tener en cuenta a los trabajadores afectados por un ERTE, el Instituto Nacional de Estadística reconoce que las cifras de demandantes de empleo es inferior a la real. "Este incremento de la inactividad se debe fundamentalmente a que el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar", señala.

Esta paradójica situación estadística hace que la tasa de desempleo, en términos de la Encuesta de Población Activa apenas sea del 15,33%, aunque la cifra de demandantes de empleo teórica parece mucho mayor. La cifra de ocupados cae en 1.074.000 personas en el segundo trimestre, lo que contrasta con un incremento de apenas 55.000 personas en el paro. La cifra total de parados, por tanto, apenas sería de 3.368.000.

Para el INE, el dato que mejor representa el impacto real en el empleo de la crisis del coronavirus son las horas trabajadas, que caen de forma muy significativa, y que sí tendría en cuenta los efectos de los ERTE. Este cifra cayó un 22,59% respecto al primer trimestre (cuando solo se registraron 14 días del estado de alarma). "Con ello, el número de ocupados que efectivamente han trabajado en el segundo trimestre se reduce a 13.901.000 (el 35,14% de la población de 16 y más años)", puntualiza el instituto de estadística.

La pérdida total de empleo, teniendo en cuenta la reducción de horas trabajadas, en la que sí computan los ERTE, equivaldría a una reducción de la ocupación equivalente a 4,7 millones de personas respecto al dato de EPA, que recoge una cifra de 18,6 millones de ocupados.

Según las horas trabajadas, la pérdida total de empleo es de 4,7 millones personas

El otro efecto que ha tenido el confinamiento es la imposición del teletrabajo. De acuerco con el INE, el 16,20% de los ocupados (más de tres millones de personas) trabajaro desde su propio domicilio más de la mitad de los días que componen el trimestre. La cifra es notablemente más elevada que la del mismo periodo de 2019, cuando solo el 4,81% de la población teletrabajó.

Hemeroteca

Paro ERE ERTE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad