El FROB hace el trabajo sucio en CatalunyaCaixa para reactivar la venta

stop

ACUERDO

09 de octubre de 2013 (11:59 CET)

El máximo accionista de CatalunyaCaixa, el fondo público FROB, evitará al hipotético nuevo dueño de la caja de ahorros despedir a miles de trabajadores. La reducción de la plantilla es una condición impuesta por Bruselas a cambio de las ayudas públicas, que suman 12.000 millones.

La diferencia sustancial radica en que, hasta ahora, la ordenación de la red y los despidos en las entidades privatizables los definían y afrontaba el grupo adjudicatario. Véanse los casos de CAM o Unnim, entre otros. BBVA y el Sabadell se encargaron de los respectivos ERE.

Despejar de obstáculos el camino de la subasta de CatalunyaCaixa –abortada en dos ocasiones— ha costado un mes de negociaciones y una última sesión maratoniana, 17 horas alrededor de una mesa. Pasadas las tres de la madrugada, los sindicatos y los responsables de recursos humanos se iban a dormir con un acuerdo, de “mínimos” dice UGT, pero “firmable”.

Las claves del ERE

CatalunyaCaixa despedirá a 2.153 trabajadores y no habrá prejubilaciones. La corrección será paralela al cierre de oficinas y a la reducción de capacidad. Las sucursales que están fuera de la comunidad catalana tienen todas las papeletas para alimentar el expediente.

El banco liquidará 30 días de indemnización con un máximo de 22 mensualidades. También abonará una paga de antigüedad de 700 euros por año trabajado. A los voluntarios se les ingresará entre 12.500 y 27.500 euros adicionales, en función de los años trabajados. Los mayores de 25 años tendrán un plus de 3.000 euros. Se dará prioridad a la salida incentivada de hasta 400 empleados de más de 50 años.

Las condiciones económicas son inferiores, en algunos casos, a las que aplica Bankia en su ERE. Por ejemplo, el incentivo para mayores de 25 años es, en el caso madrileño, de 6.000 euros. El acuerdo rebaja, de todos modos, las intenciones iniciales del FROB, que previa menores indemnizaciones y mayores esfuerzos para la plantilla.

¿Cómo afectará a los que continúen?

Quiénes continúen en sus puestos de trabajo notarán a final de mes una reducción del 5% del salario complementario. Será durante los próximos cuatro años. Es decir, se reducirán las aportaciones a los fondos de pensión y retribuciones por objetivos, por ejemplo.

Otro de los puntos que ha facilitado el acuerdo ha sido el referente al traslado forzoso de la plantilla, que finalmente sólo afectará al 5% de los trabajadores en un radio de 50 kilómetros, y siempre que los empleados no tengan otra afectación laboral. La movilidad será una medida temporal con vigencia hasta 2014.

Los próximos pasos son los siguientes. Este miércoles los sindicatos con presencia en el banco –CCOO y UGT esencialmente— redactan la documentación del pacto. Más tarde, esta misma semana, se verá el pacto en el consejo de administración, que dará luz verde. En un máximo de 15 días, el FROB tendrá vía libre para reactivar la venta de la entidad.

Luz verde a la subasta

Por CatalunyaCaixa han mostrado interés el Santander, BBVA y Caixabank. El ministro de Economía, Luis de Guindos (IND), remarcó el martes en Barcelona que “se la llevará” la caja quien entregue la mejor oferta. Reconoció que CatalunyaCaixa está mucho mejor que hace un año, cuando “era inviable”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad