María Jesús Montero, ministra de Hacienda. EFE

El Gobierno activa solo un 20% del apoyo financiero anunciado

stop

El Consejo de Ministros da luz verde a una primera fase de apoyo financiero, por el que cubrirá el riesgo de hasta el 80% del crédito a pymes y autónomos

Madrid, 24 de marzo de 2020 (18:35 CET)

El Gobierno está empujando a los bancos para que se muevan más ante la situación financiera crítica que se plantea ante España por los efectos del coronavirus. A la espera de que se conozcan las determinaciones técnicas, el Consejo de Ministros solo ha dado luz verde a 20.000 millones en avales, un 20% de los 100.000 anunciados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Los avales nacen con retroactividad a partir del 18 de marzo tanto para nuevos préstamos, como para renovaciones de los que ya están en vigor. La mitad del importe, obligatoriamente, tendrá que destinarse a pequeñas empresas y profesionales.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha insistido en que es una "primera fase" y que la línea de avales se irá ampliando cuando este se termine. No obstante, ha precisado que estas nuevas movilizaciones podrían no tener las mismas características que las que se anunciado. Para esta primera generación de avales, el Estado ha optado por cubrir hasta un 80% la financiación para pymes o autónomos y un 70% en el caso del resto de empresas (medianas y grandes).

Según Montero, serán las entidades financieras las que fijen las condiciones de estos créditos y ha insistido en el pleno compromiso del sector finaciero. El Ejecutivo espera que el sector privado, especialmente los bancos, concedan una cantidad de crédito similar sin aval. Para facilitar la liquidez, el Banco Central Europeo (BCE) relajó los requisitos de solvencia de la banca europea. Según la entidad que lidera Christine Lagarde, esta relajación permitirá al sector asumir pérdidas o incrementar su riesgo en 1,8 billones en Europa.

Pocas horas después del anuncio del Gobierno, el lobby de la banca española, la AEB, valoraba positivamente la medida y señalaba que, con ella, se podría evaluar las necesidades reales. “Este primer tramo de avales nos permite poner rápidamente el programa en marcha, comprobar que el mecanismo funciona y conocer la dimensión real de las necesidades de liquidez y financiación de nuestros clientes”, aseguró el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, en un comunicado.

No obstante, también adelanta que el volumen de crédito que ha movilizado el sector ya sería mucho mayor, ya que alcanzaría los 60.000 millones.

España, muy pendiente de la prima de riesgo

Escalar la aprobación de avales -y dejar la puerta abierta a modificar los porcentajes que cubre el Estado-podría estar relacionado con la necesidad de valorar cómo el mercado se comporta con la deuda española. 

Aunque el crédito lo concede la banca, el 80% del riesgo en el caso de pymes y autonómos lo asume el Estado, por lo que, indirectamente, es como si aumentara el volumen de deuda que soporta. Los 100.000 millones anunciados equivalen a más del 8% del PIB español el año pasado.

Con el ascenso del coste de la financiación para España respecto a Alemania (lo que se conoce como prima de riesgo), las emisiones de deuda se encarecen. Para evitar divergencias muy acusadas, el BCE aprobó la semana pasada un fondo específico para comprar deuda europea por 750.000 millones. 

Ahora se prevé que el Eurogrupo apruebe algún paquete de medidas adicional.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad