El Gobierno pasa el examen de la Troika

stop

PRESUPUESTOS GENERALES

El Gobierno saca pecho por los presupuestos y las nuevas reformas

27 de septiembre de 2012 (22:24 CET)

Ya están aquí los presupuestos del rescate, las cuentas del Estado más austeras de la historia. Y todo con el beneplácito de Bruselas, o esa es la sensación que ha dado el Ejecutivo en la presentación de los presupuestos y las nuevas reformas para reactivar la economía. Las partidas de gastos e ingresos para el próximo año van a continuar la senda de los últimos meses. Reducción drástica de los gastos mientras se intenta, vía impuestos, una mayor recaudación.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicó este jueves, de manera resumida, las líneas básicas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013. Son unas cuentas austeras que contemplan la mayor parte del ajuste por la vía del gasto ya que se reduce el 7,3%, mientras que los ingresos se incrementan el 4%. El objetivo no es otro que cumplir con el objetivo del déficit público del 4,5% para el próximo ejercicio. Y si es posible, no pedir el rescate.

Sin prisas

El ministro De Guindos tiene claro a este respecto ya que es el momento para tomar las decisiones con cautela. “La responsabilidad del Gobierno es analizar todas las implicaciones que tiene, analizando en detalle, a fondo y con toda precaución las implicaciones múltiples que tiene para España y la zona euro tomar una decisión al respecto", recalcó.

Salvar el escollo del rescate es la mayor preocupación del Gobierno de Mariano Rajoy. Todo lo anunciado ayer, los presupuestos y las nuevas medidas para reactivar la economía, va dirigido a Bruselas y a la Troika que en los últimos meses, desde que se pidió el rescate para la banca, no han dejado de pedir esfuerzos al Gobierno español.

Sonrisas desde Bruselas

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha elogiado el ambicioso plan de reformas presentado por el Ejecutivo español. Rehn considera que se ajusta a las recomendaciones de la UE, como aseguró De Guindos en la comparecencia, "e incluso va más allá en algunas materias".

"Es un paso importante en la ampliación y profundización de las reformas estructurales y se suma a los importantes avances realizados hasta el momento", ha dicho Rehn en un comunicado. "Incluye medidas concretas, ambiciosas y bien enfocadas y establece plazos claros en numerosos ámbitos", resaltó.

Sí y sí

El Gobierno tiene claro que el objetivo es reducir el déficit al 4,5%. Montoro se jactó de recordar que las cuentas van por el buen camino durante 2012 ya que está seguro de que se cumplirá con la previsión para este año. Sobre todo, “tras cumplir con los objetivos de los ingresos”, gracias, entre otras cosas, a la subida del IRPF y del IVA que se han producido durante este año.

Pero, “la clave es mejorar la financiación de la economía de nuestro país. Nuestras políticas van dirigidas a ello”, dice Montoro. El ministro de Hacienda ha explicado que la mayor parte de los gastos irán a parar a políticas sociales. Concretamente, el 63% del total. La mayor parte de ellos irán destinadas a pagar los intereses de la deuda (10.000 millones de euros más), por lo que se destinarán casi 40.000 millones.

Suben pensiones


Montoro también ha destacado que todas las pensiones subirán un 1% el próximo año. Con ello, el gasto en total aumenta el 4,9% frente a 2012 hasta 121.557 millones de euros. Además, las aportaciones del Estado para la financiación de las prestaciones no contributivas alcanzan los 6.662 millones de euros.

El ministro Luis de Guindos afirmó que el Ejecutivo planteará una serie de medidas al Pacto de Toledo antes de que acabe el año para reformar el sistema de pensiones. “La sostenibilidad del sistema de pensiones es una prioridad del Gobierno”, aseguró. Además, modificará la regulación de la jubilación anticipada y de la jubilación parcial para hacer efectiva la edad legal de jubilación y se procederá a la reforma de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Tijeretazos


Los PGE contemplan una reducción del conjunto del gasto de los Ministerios del 8,9% hasta un total de 39.722 millones de euros. Montoro afirmó que los recortes son dispares pero destacó que en I D i se incrementará la partida.

Agricultura, Industria, Eduación y Fomento serán los más castigados con recortes superiores al 17%, mientras que se incrementarán en Sanidad (28,6%) y Empleo (13,7%). Además, habrá recortes para las subvenciones a sindicatos y partidos políticos.

Nuevos impuestos

El Gobierno también tiene claro que hay que aumentar la partida de ingresos. Para ello va a imponer una nueva serie de tasas que afectarán sobre todo al ciudadano medio, aunque el Gobierno asegura que lo hacen de la manera más equitativa posible.

Hacienda espera recaudar 4.375 millones de euros con la aplicación de nuevas medidas tributarias incluidas en los presupuestos. El mayor impacto recaudatorio vendrá en el Impuesto de Sociedades por la eliminación de la deducción por amortización a las grandes empresas, lo que aportará 2.371 millones.

Además se crea un nuevo impuesto sobre los premios de loterías, que será del 20% y afectará a los premios que superen los 2.500 euros. Se espera recaudar 824. La prórroga en 2013 del Impuesto sobre el Patrimonio supondrá otros 700 millones de euros para las arcas del Estado.

Medidas concretas

Pero no todo se queda ahí. El Gobierno ha sacado a la palestra una serie de medidas para reactivar la economía a partir del próximo año. El Gobierno sigue los pasos recomendados desde Bruselas. Además, con ello aprovecha para cerrar las bocas de la oposición que le acusaban de generar mayor paro e incrementar la recesión. La previsión es que el PIB español caerá el 0,5% en 2013.

El Gobierno asegura que para el próximo semestre tiene una batería de 40 iniciativas legislativas entre las que destaca la creación de una Autoridad Fiscal Independiente con la que se pretende controlar las cuentas de todas las administraciones públicas.

El FLA en funcionamiento

Las que más problemas tienen son las Comunidades Autónomas (CCAA). Montoro aseguró que ya se ha puesto en marcha el Fondo de Liquidación Autonómica (FLA) con una partida de 3.000 millones. La primera ayuda irá a parar a las arcas de Catalunya que es la autonomía con vencimientos más cercanos. La Generalitat pidió más de 5.000 millones.

El ministro aseguró que habrá dinero suficiente para todas las comunidades, que llegará en su debido momento. Quiso también tranquilizar a aquellas autonomías que no se fían del reparto. “El Gobierno está con todas las CCAA”, recalcó.

Mejora del mercado

Por su parte, el ministro Luis de Guindos ha anunciado también la puesta en marcha del regulador único, con el fin de simplificar y asegurar mayor competencia en los mercados.

Además, ha insistido en la importancia de sacar lo antes posible la nueva Ley de Mercado Único que será vital para apuntalar la economía. Guindos también ha explicado la puesta en marcha de una nueva regulación para los servicios profesionales con el objetivo de dinamizar algunas profesiones.

Plan Prever eficiente


Una de las propuestas del Gobierno más significativas ha sido el anuncio del Plan PIVE, una especie de Plan Prever para aumentar el parque automovilístico con coches eficientes. La medida consta de una ayuda de 2.000 euros en la compra de un coche eficiente de coste menor de 25.000 euros, siempre y cuando retire su anterior automóvil con más de 12 años de antigüedad.

Entre otros aspectos, también se han tomado medidas para el empleo. Un ejemplo, es la creación de una Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos con el objetivo de desbloquear los conflictos que surjan en estos.

Reacciones

Las reacciones no tardaron en llegar. El PSOE ha calificado los presupuestos como “los de la depresión” y avisa al Gobierno que se opondrá rotundamente si pretende tocar la hucha de las pensiones. Por su parte el líder de IU, Cayo Lara, ha asegurado que las cuentas del Gobierno "echan más leña al fuego de la conflictividad" y causarán "más recesión y más paro". "Son unos presupuestos usureros", ha añadido. En una línea parecida se mostró UGT.

En definitiva, el Gobierno del PP cree haber dado con la tecla para que España salga de la crisis, con el apoyo de Bruselas y Alemania. Este viernes, toca superar el examen de los mercados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad