El nuevo Gobierno congelará la tarifa de la luz en enero

stop

PRECIOS ELÉCTRICOS

Sebastián, en su despedida del Congreso

20 de diciembre de 2011 (16:47 CET)

Tal y como ha informado Economía Digital, el nuevo Gobierno del Partido Popular y el Gobierno saliente del PSOE han pactado no subir la luz en enero de este año. Y en esa dirección va la subasta de electricidad entre los comercializadores encargados de suministrar la Tarifa de Último Recurso (TUR) que ha acabado con una bajada del 10%.

Esta puja marca el precio de la energía en la TUR y tiene un peso cercano al 50% en la fórmula final de las tarifas. La otra mitad depende de los peajes eléctricos, que recogen los costes regulados y que, tras la subasta, podrían subir un 11% en enero sin necesidad de que se produzca un incremento en la tarifa.

Subidas del 30%

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), la patronal del sector, considera sin embargo que los peajes deben subir un 30% para que en 2012 el déficit de tarifa no supere el tope de 1.500 millones de euros. Si se aplicase este incremento, la TUR debería registrar subidas cercanas al 10% en enero.

El Ministerio de Industria remite este martes a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) una propuesta de revisión de peajes que, una vez conocido el precio de la energía, ofrezca un escenario de congelación de tarifas eléctricas en enero. Aun así, la decisión final acerca de la revisión de la tarifa corresponde al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy.

El futuro presidente del Gobierno ha asegurado durante el debate de investidura que quiere "frenar y reducir" los costes del sistema eléctrico para acabar con el déficit de tarifa y para evitar subidas que recaigan "íntegramente sobre los consumidores".

El sistema eléctrico acumula un déficit de 22.000 millones de euros, 9.125 millones de ellos titulizados en los mercados de deuda, y que al menos hasta 2013 no será capaz de cubrir sus costes.

También se congeló en octubre

En la última revisión de tarifas, correspondiente a octubre, la subasta eléctrica se cerró con una subida cercana al 12% que el Gobierno compensó bajando en la misma proporción los peajes de luz, de modo que la TUR quedó congelada.

En la revisión de julio, el precio de la energía subió un 2,7%, lo que, unido a la congelación de peajes aplicada por Industria, provocó una subida del 1,5% en la TUR. En marzo, aprovechando un descenso en el precio de la electricidad, el Gobierno elevó un 10% los peajes, con lo que la TUR quedó congelada.

La subida trimestral de julio se sumó a la ya aplicada en enero, del 9,8%, de modo que la TUR acumula un encarecimiento superior al 10% en 2011.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad