El paro baja en 76.500 personas y la tasa cae al 20,9%

stop

SEGUNDO TRIMESTRE

29 de julio de 2011 (09:24 CET)

El número de parados se redujo en 76.500 personas en el segundo trimestre del año, un 1,56% respecto al trimestre anterior, con lo que la tasa de desempleo descendió cuatro décimas, hasta el 20,89%, y el volumen total de parados se situó por debajo de los 4,9 millones.

En concreto, 4.833.700 personas estaban sin empleo al finalizar junio, lo que supone 188.200 parados más que un año atrás, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de paro del 20,89% alcanzada al cierre del segundo trimestre es cuatro décimas inferior a la del primer trimestre del año, cuando la tasa de desempleo se situó en el 21,29%.

Además, en el segundo trimestre del año se crearon 151.400 empleos, un 0,8% más en relación al primer trimestre, situándose el número de ocupados en 18.303.000 personas. El aumento del empleo afectó más a las mujeres (143.500 empleos menos) que a los hombres (7.900 más).

En el último año, el número de parados se ha incrementado en 188.200 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 4,05%%, mientras que los empleos destruidos en este periodo suman 173.800 (-0,94%).

Entre abril y junio, el número de asalariados subió en 171.600 trabajadores ( 1,13%), de los que 156.800 tenían contrato temporal ( 4,2%) y 14.800 eran indefinidos ( 0,13%).

El IPC cae una décima en julio

El Índice de Precios de Consumo (IPC) situó en julio su tasa anual en el 3,1%, una décima menos que en el mes anterior, según el indicador adelantado sobre la evolución de precios en España publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la tasa anual del IPC retrocede en julio por tercer mes consecutivo tras alcanzar el pasado mes de abril un 3,8%, su valor más elevado desde septiembre de 2008.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el pasado mes de julio el 3%, la misma tasa que en junio.

El INE inició a principios de año la difusión del indicador adelantado del IPC tras introducir una serie de cambios en el IPC armonizado, que harán que las diferencias entre ambos, antes mínimas, se acentúen.

Como consecuencia de un reglamento europeo de obligado cumplimiento, los IPCA de los países europeos darán un tratamiento común a los productos considerados estacionales, entre los que se incluyen el pescado, las frutas y verduras frescas y el vestido y el calzado.

Las consecuencias de la aplicación de este reglamento europeo en el cálculo del IPCA serán, por un lado, las mayores oscilaciones de precios y, por otro, la ruptura en la serie histórica.

Habitualmente, el dato adelantado del IPC armonizado que publica el INE a finales de cada mes suele coincidir (apenas varía en una décima) con el del IPC general. Con el nuevo tratamiento que se dará a los productos estacionales en la inflación armonizada, esto no va a suceder, pues habrá diferencias importantes en los resultados de ambos indicadores.

Por esta razón, el INE ha considerado conveniente publicar un IPC adelantado, que complementará al del IPCA, y que permitirá tener una información completa de las tasas de inflación nacional y de la que sirve de referencia comparativa con los países de la UE.

El INE ha recordado que los indicadores adelantados sólo proporcionan información orientativa, de tal forma que no tienen por qué coincidir con los datos definitivos, que se publicarán el próximo 12 de agosto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad