El Sabadell desencadena la caída de las cúpulas de Manos Limpias y Ausbanc

stop

Un directivo del banco catalán informó a Roca Junyent de que el sindicato de ultraderecha quería extorsionar a la infanta Cristina

Sede de Manos Limpias en Madrid / EFE

Barcelona, 16 de abril de 2016 (01:00 CET)

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la policía desmanteló este viernes las cúpulas del sindicato Manos Limpias y de la asociación de clientes de banca Ausbanc, con la detención de sus máximos representantes, Miguel Bernad y Luis Pineda, por presunta extorsión. Sus supuestas prácticas eran las de denunciar y después pedir una compensación a cambio de retirar la denuncia, o directamente amenazar con una querella para conseguir dinero.  

Estas prácticas fueron descubiertas gracias a una denuncia del abogado Miquel Roca Junyent, quien tuvo conocimiento de ellas gracias a un directivo de Banc Sabadell. Presuntamente, Manos Limpias quería extorsionar a la infanta Cristina a través de su abogado, ofreciéndole retirar la denuncia por el caso Noos a cambio de dinero. La de Manos Limpias es la única acusación sombre la hermana del rey Felipe VI en el juicio que se está celebrando en Palma.    

Para contactar con Roca Junyent, el sindicato de extrema derecha se puso en contacto con el director de la asesoría jurídica del Sabadell, Gonzalo Barettino, para que le hiciera llegar la propuesta. Manos Limpias acudió al banco catalán porque Roca es secretario del consejo de administración de la entidad, y de esta manera se ahorraba ir directamente a través del despacho de abogados. Barettino explicó lo sucedido a Roca y ambos decidieron declarar a la policía a título personal.  

Los abogados no claudicaron  

El abogado de la infanta dijo este viernes, tras la detención de la cúpula de Manos Limpias y de Ausbanc, que se limitó a poner los hechos en conocimiento de las autoridades judiciales y de la policía, ya que le "incomodaban" en el ámbito profesional y deontológico. Respecto al caso Noos, su bufete "nunca ha contemplado, contempla ni contemplará una solución al margen de la sede judicial", entre otras cosas, porque "no lo necesita" ya que se considera inocente. Desde el Sabadell han preferido no hacer declaraciones.  

No sólo acudió el llamado sindicato a Roca Junyent. Otro de los abogados de la infanta Cristina, Pau Molins, explicó en declaraciones a TV3 que Manos Limpias también acudió a él para pedirle una "absolutamente desorbitada" cantidad de dinero por retirar la acusación. Molins tampoco accedió a ello y lo puso en conocimiento del juez.  

La "publicidad" para Ausbanc  

El Sabadell también se encuentra en el grupo de bancos que denunció a Ausbanc, según ha podido saber Economía Digital, junto con Caixabank y BBVA. Esta asociación de consumidores extorsionaba, presuntamente, a las entidades poniendo querellas de todo tipo. Para retirarlas pedían publicidad para su revista.    

Uno de los bancos llegó a pagar más de un millón de euros en publicidad a Ausbanc, según han informado a EFE fuentes de la investigación, en una práctica que la asociación llevaba a cabo desde hacía décadas con decenas de entidades financieras. Los pagos por publicidad no sólo servían para ahorrarse querellas; también para que las publicaciones de Ausbanc hablaran bien de los bancos y para que la asociación no emprendiera campañas de consumidores contra ellos.    

Catorce meses de investigaciones

El caso Ausbanc, del que surgieron los vínculos con las supuestas extorsiones de Manos Limpias, se inició hace más de un año. Concretamente, la Fiscalía de la Audiencia Nacional inició la investigación en febrero de 2015, y ha estado 14 meses recogiendo pruebas, como grabaciones de conversaciones por teléfono que evidenciarían las extorsiones a numerosas entidades.  

Según la información aparecida, los pagos por esta supuesta publicidad se incrementaban cuando aparecía información negativa de un banco en la prensa, para evitar que Ausbanc se hiciera eco de ello, o cuando una entidad lanzaba un nuevo producto, que la asociación aprovechaba para intentar que se anunciara en sus publicaciones.  

Además de Luis Pineda, presidente de Ausbanc, la policía ha arrestado también a Luis Suárez, director de publicaciones de la asociación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad