El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE/Emilio Naranjo

El Sabadell capta aliados en EEUU para su núcleo duro de accionistas

stop

Los norteamericanos Sanders Capital y BlackRock han reforzado su exposición al banco que preside Josep Oliu tras el golpe bursátil de sus resultados

Madrid, 17 de febrero de 2020 (04:55 CET)

El Banco Sabadell todavía no ha conseguido recuperarse de la negativa resaca que le dejó la presentación de resultados de 2019, pero sí está logrando captar apoyo de antiguos y nuevos accionistas y de sus consejeros.

Así, si BlackRock aumentaba su exposición en el banco hasta su máximo en un año, esta semana también afloraba un nuevo accionista en el capital del banco que preside Josep Oliu: Sanders Capital; reorganizando el ranking de principales inversores; con otra firma con sede en los Estados Unidos, está vez la neoyorkina Park Avenue.

La firma estadounidense se ha convertido en medio la caída del banco en uno de sus primeros inversores. Presumiblemente, y dado los datos de volumen de negocio del banco en bolsa, esta participación probablemente se haya ido construyendo poco a poco, hasta colocarla en el 3,473% que se ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los inversores que no forman parte del consejo no están obligados a desvelar su exposición hasta que no superan el nivel del 3%.

Con este salto, Sanders Capital se ha convertido en el tercer accionista del banco, por detrás de BlackRock y el inversor y consejero David Martínez, con un 3,495% del capital. Si cumple con su filosofía de inversión podría quedarse en el capital del banco durante un tiempo.

Sanders Capital respondería al perfil de una firma de inversión value -que busca oportunidades de inversión en activos penalizados, pero con permanencia a largo plazo-. “Pensamos que los inversores sistemáticamente reaccionan con brusquedad a la adversidad”, explican. “Somos inversores, no traders”, añaden. “El periodo inversión de nuestras carteras ronda los tres años, que es el periodo que se tardan en encontrar soluciones a las dislocaciones”, puntualizan.

Citadel se borra (por el momento)

Durante la presentación de resultados de 2019, el pasado 31 de enero, Josep Oliu adelantó que esperaba que la corrección sufrida (de un 14% ese día) se fuera diluyendo poco a poco. El año anterior, las acciones del banco también sufrieron tras la presentación de unos resultados dañados por TSB. Citadel, que tradicionalmente se posiciona a la baja en el capital del banco, habría cerrado su posición tras el desplome, de acuerdo con Bloomberg.

Banco Sabadell ha puesto en marcha un nuevo plan estratégico para su entidad británica, pero que todavía no tendrá efectos positivos sobre la rentabilidad del grupo. En paralelo, la entidad ha estado realizando un intenso trabajo de desinversiones para mejorar su solvencia, que este año ya cruzaría la línea que el mercado está marcando como un mínimo suficiente -alcanzar una ratio CET 1 Fully Loaded del 12%-.

Un proceso que aún no habría acabado, y que podría provocar también la venta de su negocio de depositaría o de leasing-renting, según publicó La Información hace una semana.

La desinversión de estos negocios permitiría al banco sacar los activos relacionados -fundamentalmente coches- de su balance. Sabadell estaría aprovechando el resurgir del negocio del renting para dar este paso, probablemente para optimizar el precio. Otros bancos como el Santander, BBVA, o Caixabank están apostando por el comercio en Internet para dar salida a estos activos en el mercado de segunda mano.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad