El consejero delegado de Banc Sabadell, Jaume Guardiola (d), y el director general de relaciones institucionales, Gabriel Martínez, en una imagen de archivo de 2017. Foto: EFE/Zipi

El Sabadell retrasa la venta de su promotora

stop

Banc Sabadell terminará la primera mitad de año sin firmar la venta de Sdin Residencial, lo que dejará un vacío en sus resultados semestrales

Xavier Alegret

Economía Digital

El consejero delegado de Banc Sabadell, Jaume Guardiola (d), y el director general de relaciones institucionales, Gabriel Martínez, en una imagen de archivo de 2017. Foto: EFE/Zipi

Barcelona, 28 de junio de 2019 (10:41 CET)

Banc Sabadell no podrá firmar la venta de su promotora en el primer semestre del año, como se había propuesto. El banco sigue deshojando la margarita y no quieres precipitarse, aunque la venta de Sdin Residencial se espera en las próximas semanas. El Sabadell tiene encima de la mesa dos ofertas por su suelo: las de Oaktree y Cerberus. Según explican fuentes financieras a Economía Digital, no se esperan más negociaciones; es el banco el que debe decantarse.

La última previsión, nunca oficializada por la entidad que preside Josep Oliu, era decidir y anunciar el comprador antes de que terminara este mes de junio. De esta manera, Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell, podría presentar a final de mes unos resultados semestrales con mejores ratios de solvencia gracias a la entrada de unos 1.000 millones por Sdin y por la reducción de  la exposición inmobiliaria, que le permitirá reducir provisiones y aumentar capital.

Fuentes de la entidad catalana con sede en Alicante no confirman los timings pero apuntan que, aunque la venta se hubiera firmado en junio, sus beneficios no habrían entrado en el balance semestral porque estas operaciones suelen tardar meses en ejecutarse.

Lo que sí podría haber hecho Guardiola es un resultado proforma, con una proyección de los beneficios de la venta una vez cerrada. De hecho, si la venta de Sdin se firma en julio, probablemente el consejero delegado del Sabadell también se presente ante analistas y periodistas con el proforma debajo del brazo.

El Sabadell está actuando sin prisas en la venta de Sdin porque en el segundo trimestre ha culminado otra operación que le ayudará a cuadrar los números: el traspaso de la inmobiliaria Solvia, firmado con Intrum a finales de abril por 241 millones. El banco vendió su servicer tras deshacerse de buena parte de su ladrillo tóxico. Sdin es ladrillo sano, por lo que el Sabadell ha preferido aparcar las prisas y priorizar una buena venta.

Cosa de dos: Oaktree o Cerberus

Dos fondos de inversión se disputan Sdin Residencial: Cerberus, uno de los grandes fondos del ladrillo en España, y Oaktree, considerado el favorito. Parece ser que las ofertas no llegarían a los 1.000 millones que se propuso sacar el Sabadell, algo que podría también explicar la demora para tomar la decisión.

La venta arrancó en enero, cuando el banco ofreció la promotora a los fondos de inversión más activos en el sector inmobiliario. Después, para sacar el mayor rédito posible a la operación, la abrió a promotoras. Gracias a ello recibió hasta 20 muestras de interés, pero nada cambió: las mejores propuestas seguían surgiendo de los fondos.

En una fase final, dos fondos quedaron como finalistas y presentaron ofertas formales. Los responsables del Sabadell se han reunido en los últimos meses con los dirigentes de ambos fondos estadounidenses para cerrar un acuerdo, y hace apenas unas semanas se levantaron de la mesa con las propuestas cerradas. Ahora es el turno del banco.

Inicialmente, Oaktree partía como favorita, ya que tiene un acuerdo para el desarrollo de parte del suelo del Sabadell, ahora en venta. La compra sería, para el fondo, una manera de preservar ese acuerdo y redoblar su apuesta por el sector inmobiliario español. Pero no parece tan claro. Las dudas del banco y el hecho de que Cerberus sea uno de los fondos con más hambre de ladrillo español hacen que todo siga abierto, de acuerdo con las fuentes consultadas.

El Sabadell promueve 15.000 viviendas

Sdin la componen unas 15.000 viviendas en promoción en distintas fases. Desde ya en construcción hasta solo proyectadas. El valor en libros de estos activos es de 1.303 millones de euros, aunque un cálculo encargado por el Sabadell  a Savills Aguirre Newman lo rebajó a 1.200 millones. Como estas operaciones suelen comportar descuentos, el banco se propuso sacar 1.000 millones.

La quita se prevé que sea pequeña puesto que no se trata de una venta como las que la banca lleva haciendo desde el fin de la crisis: agrupando algunos activos de valor con muchos otros muy depreciados, en zonas de mucha oferta y poca demanda y, por si esto no fuera poco, mezclado con crédito dudoso. Eran activos procedentes de ejecuciones hipotecarias que las entidades se quitaron de encima con quitas de hasta el 80%. Los pisos de Sdin son nuevos y la propia compañía los está desarrollando.

Son viviendas a priori de calidad y en zonas con demanda. Casi la mitad de las 15.000 viviendas en promoción a punto de ser vendidas están en Cataluña, principalmente Barcelona y su área de influencia. Otras 3.500 viviendas están en la zona centro, sobre todo Madrid, 3.000 más en el sur de la península, básicamente Andalucía, y 1.500 más en la Comunidad Valenciana y Murcia.

Parte de estos activos los está desarrollando con Oaktree, por lo que a este fondo le interesa comprar todo el paquete y así ahorrarse negociar con un competidor. Hace casi un año, el Sabadell y Oaktree firmaron un acuerdo para promover viviendas en España de forma conjunta. El banco aportaba el suelo y el know how, es decir, la gestión a través de Solvia Desarrollos Inmobiliarios —ahora Sdin Residencial—, mientras que el fondo, como socio financiero, ponía el dinero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad