La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante la junta general de accionistas del Banco Santander/EFE
stop

El banco presidido por Ana Botín espera cerrar todo el proceso en marzo de 2020 y los empleados de red tienen hasta el 15 de noviembre para adscribirse

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante la junta general de accionistas del Banco Santander/EFE

Madrid, 17 de junio de 2019 (11:51 CET)

El Santander y los sindicatos ya han firmado el acuerdo del ERE con el apoyo del 83% de la representación sindical. El banco alcanzó un preacuerdo el pasado jueves, en su sexta reunión oficial, en el que los trabajadores consiguieron que la empresa redujera los afectados hasta los 3.223 y elevar la prejubilación hasta el 80% del salario.

El banco presidido por Ana Botín espera cerrar todo el proceso en marzo de 2020, la última fecha de ejecución que contemplan. Aún así, las fechas de adscripciones varían según el colectivo.

Por una parte, los Servicios Centrales, el centro corporativo y las estructuras intermedias tienen hasta el 19 de julio para adherirse y sus salidas se alargarán hasta el final de ese mes. La red comercial puede añadirse hasta el 15 de noviembre y la ejecución de sus salidas llegarán hasta final de año.

Por último, colectivos como recursos humanos, control de red, unidad de atención minorista y riesgos no entrarán en el proceso hasta 2020. Así, se pueden adscribir hasta el 31 de enero de 2020 y las salidas terminarán al finalizar marzo de ese año.

Reducen los afectados el 13%

La cifra que ya habían acordado sindicatos y la entidad supone 241 personas menos sobre los 3.464 a los que habían conseguido reducir y el 13,3% menos del ajuste inicial de 3.713 personas que proponía la entidad. Por el proceso se cerrarán 1.150 oficinas, que constituyen el 26% de la red de la entidad en España. 

La principal petición que tenían los sindicatos era que se igualaran las condiciones a las del ERE realizado en los Servicios Centrales que se llevó a cabo el año anterior. En este caso, han conseguido que se haga para el tramo de trabajadores de mayor edad, de 59 a 61 años, lo que les aumenta el salario pensionable al 80%, frente al 75% que habían pactado.

Los mayores de 61 años recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado

El acuerdo supone una indemnización de 20 días por año trabajado para los mayores de 61 años con límite de una anualidad y sin primas. Los que del grupo entre 59 y 61 años tendrán el 80% del salario pensionable o el 75% más el 60% del salario complementario voluntario.

Los de 58 años y al menos 15 años de antigüedad recibirán el 78% del salario pensionable o el 73% más el 59% del complemento; mientras que entre 55 y 57 años también con más de 15 años de antigüedad, la oferta es del 75% del salario pensionable o el 70% más el 57% del complemento.

Sin embargo, hasta esa edad la oferta del ERE es de bajas incentivadas y contienen primas. Entre los 50 y 54 años -con 15 o más años de antigüedad- recibirán una indemnización del 60% del salario bruto anual pensionable de seis anualidades, con un máximo de 380.000 euros, mientras que para los de 49 años o menos, se contempla una oferta de indemnización de 40 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades, y varias primas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad