La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, pide al Gobierno que los jóvenes y los inmunes al coronavirus vuelvan a sus puestos de trabajo.

El Santander suspende el dividendo por el coronavirus

stop

El banco elimina la propuesta de pago de retribución que se iba a votar este viernes en la junta de accionistas

Cristina Triana

Economía Digital

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, pide al Gobierno que los jóvenes y los inmunes al coronavirus vuelvan a sus puestos de trabajo.

Madrid, 02 de abril de 2020 (20:13 CET)

El Banco Santander ha seguido la recomendación del Banco Central Europeo (BCE). El banco que preside Ana Botín ha retirado la propuesta de aprobación de retribución con cargo a las cifras de 2019, tal como sugirió la entidad que lidera Christine Lagarde el 27 de marzo.

De acuerdo con la información que ha remitido el primer banco español a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por el momento también deja congelada la política de retribución en 2020, a la espera de conocer cómo evolucionarán los resultados este año. El Santander, previamente a la demanda del BCE ya había revisado su política de retribución, y reducido el sueldo a los principales consejeros.

"Tomando en consideración la recomendación del BCE y en línea con la misión del Banco de ayudar a las personas y las empresas a progresar, el consejo de administración del banco ha decidido cancelar el pago del dividendo complementario de 2019 así como la política de dividendo para 2020", explica al regulador. 

La entidad financiera celebra mañana telemáticamente su junta de accionistas y por primera vez en la historia fuera de Santander. La presidenta del grupo y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, intervendrán desde la sede del banco en Boadilla del Monte, en Madrid.

Bankia, Caixabank o Liberbank también cambian su política de retribución

El banco destinará el importe no distribuido de 2019 a integrarlo en sus reservas, lo que refuerza su posición de capital, que es lo que está buscando el BCE con su recomendación. Otras entidades como Bankia o Banco Sabadell, que celebraron su junta antes de la comunicación del supervisor, sí han aprobado el pago del dividendo con cargo a 2019. El primero, sin embargo, ha dejado en suspenso cualquier distribución de su reserva extra de capital.

El segundo, de acuerdo con Bloomberg, podría estar estudiando suspender el abono de la retribución con cargo a 2020. Josep Oliu, presidente del banco, anticipó a la junta que 2020 podría requerir de nuevos sacrificios. El BCE ha instado a la banca a que no repartda dividendos a menos hasta octubre de este año. 

Por su parte, Caixabank, que también celebraba su junta mañana pero que la ha retrasado, ha recortado en un 50% el importe a distribuir con cargo a los resultados de 2019 y ha revisado a la baja su objetivo de dividendo, hasta colocarlo por debajo del 30% del beneficio. Hasta este cambio, el banco que lidera Gonzalo Gortázar, mantenía el compromiso de abonar al menos el 50% de sus beneficios como retribución.

Liberbank, que celebró su junta esta semana, también ha dejado en el aire los pagos para este ejercicio. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad