Oficina de Bank of East Asia, entidad de Hong Kong participada por La Caixa y por el fondo Elliott, que persigue su venta. EFE

Elliott vuelve a la carga para forzar la venta de BEA

stop

El fondo Elliott llega al 8% de Bank of East Asia, participado por La Caixa, y vuelve a pedir que se arrebate el control a la familia Li y se venda

Xavier Alegret

Oficina de Bank of East Asia, entidad de Hong Kong participada por La Caixa y por el fondo Elliott, que persigue su venta. EFE

Barcelona, 06 de julio de 2017 (17:41 CET)

La guerra entre los accionistas del hongkonés Bank of East Asia (BEA), controlado por la familia Li con ayuda de La Caixa, vuelve a subir de tono. Elliott, el fondo de inversión que hace más de un año intentó derrocar a los Li, vuelve a mover ficha. Lo ha hecho con una operación que puede parecer engañosa pero que significa más de lo que dice. Elliott ha comprado un 1% y se ha situado en el 8%, como cuarto accionistas del banco, según ha anunciado el fondo.

La compra no la ha realizado como una inversión y todavía menos como una muestra de confianza a la gestión de los Li, que dirigen el BEA con el apoyo de La Caixa y Sumitomo, y con la que ha sido muy crítico. La intención es ganar peso en la batalla por sacar valor al banco, es decir, por ponerlo en el mercado y poder monetizar su inversión. A mayor peso en el accionariado, más derechos de voto y más opciones de que otros pequeños accionistas se sumen en su intento de echar a los Li, cambiar la gestión y enfocarse hacia la venta.

“Como accionistas a largo plazo, seguimos creyendo que hay potencial para desbloquear en BEA un importante valor a los accionistas, cuando se implementen mejoras fundamentales y sustanciales en el gobierno corporativo y en la gestión general del banco”, ha asegurado Elliott.

El fondo ha mostrado en varias ocasiones su desacuerdo con la gestión de BEA, que el año pasado perdió un tercio de sus beneficios, hasta los 430 millones de euros. Por ello, intentó deshacer el pacto de accionistas que mantienen La Caixa y Sumitomo, ambos con un 17,4%, con los Li (5%), que da la gestión a la familia fundadora del banco. Incluso presentó una demanda contra el consejo de administración del banco.

Pese a ello, el núcleo duro de BEA se ha mantenido estable y no ha podido mover la silla a los Li. La Caixa ha manifestado que "mantiene su vocación de accionista a largo plazo del Bank Of East Asia" y que "confía plenamente en el equipo directivo de la entidad".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad