El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, en el congreso de la CEDE. ED/Archivo

Elliott demanda a Fainé para forzar la venta de BEA

stop

El fondo da un paso más en su guerra contra la familia Li y los accionistas de control del Bank of East Asia: Sumitomo y Criteria

Barcelona, 18 de julio de 2016 (13:32 CET)

El fondo Elliott Partners ha decidido dar un paso más en su guerra contra los accionistas de control del Bank of East Asia (BEA) y ha presentado una demanda contra el presidente del banco, su consejero delegado y todos los miembros del consejo de administración, entre los que se encuentra Isidro Fainé. Tras esta acción está la venta del banco hongkonés, el gran objetivo del fondo.

Criteria es el segundo mayor accionista de BEA, con el 17,2% de las acciones, casi el mismo porcentaje que la japonesa Sumitomo. Entre ambas sociedades, y la familia Li, fundadora de BEA, controlan cerca del 40%, y sus acuerdos para mantener el control, dentro del plan estratégico de la entidad, han levantado la rebelión de algunos minoritarios, como Elliott.

La demanda de este fondo tiene su origen en una venta de nuevas acciones de BEA a Sumitomo, completada en marzo de 2015. Según ha informado Elliott en un comunicado, esta operación se llevó a cabo "con un propósito inadecuado y sin la debida consideración sobre los intereses de todos los accionistas de BEA".

Esta venta ya fue objeto de una demanda de Elliott, puesta en junio del año pasado, en la que el fondo pedía acceder a la documentación de la operación. El juez le dio la razón y, tras haber podido revisar la información, Elliott ha dado un paso más denunciando al consejo de BEA.  

Libertad para vender

En la nueva demanda, presentada este lunes en los juzgados de Hong Kong, el fondo también pide que se revoque el acuerdo entre BEA, Sumitomo y Criteria y se libere a los dos grandes accionistas del banco "de cualquier compromiso o garantía a favor de BEA que, entre otras, restrinjan su capacidad de incrementar o reducir libremente su participación". Es decir, para que puedan vender.  

De hecho, Caixabank ya se deshizo de este compromiso cuando vendió su 17% a Criteria, pero parece que nada ha cambiado en su estrategia: el holding de La Caixa ha manifestado su intención de continuar en el banco de Hong Kong.  

Hasta finales del año pasado, las acciones estaban en manos de Caixabank, por lo que era el entonces presidente del banco el que ocupaba un puesto en el consejo de BEA. Ahora Fainé ya no preside Caixabank, pero sí Criteria, por lo que mantiene su silla en la entidad china.  

La ambición de los minoritatios  

Elliott controla un 7% del banco hongkonés y es el accionista minoritario más activo en su batalla contra la familia Li y las entidades que le apoyan en el consejo de administración. El objetivo del fondo es la venta de BEA, y según el fondo, es un objetivo compartido entre los minoritarios.  

Se trata de una oportunidad única de compra de un banco chino independiente, mantienen, por lo que sería una sociedad muy cotizada si se afronta su venta. Pero la posición de control que mantienen la familia Li, Sumitomo y Criteria supone a la práctica un bloqueo para la operación: con su mayoría en el consejo, nadie que quiera el control va a hacer una oferta, con lo que la entidad pierde atractivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad