La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, participa en una conferencia. EFE/Clemens Bilan

El FMI llama la atención a los bancos del sur de Europa

stop

Christine Lagarde, directora del FMI, considera que el saneamiento de la banca en los países del sur de Europa no se ha completado

Economía Digital

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, participa en una conferencia. EFE/Clemens Bilan

Barcelona, 12 de abril de 2017 (18:09 CET)

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, considera que el saneamiento de los balances de los bancos del sur de Europa aún no se ha completado. "El perfecto saneamiento del sistema financiero en Europa, en particular en países del sur, es un trabajo que necesita completarse", indicó.

El el acto organizado por el think tank Bruege, la directora de la entidad subrayó la carga que los créditos no productivos en el balance de las entidades representan para el desarrollo de las economías de estos países. Al mismo tiempo ha reivindicado la necesidad de que exista, al menos a nivel doméstico, un régimen sólido de resolución de entidades.

Programa FMI: Christine Lagarde sigue sin avanzar como se debe detallar la reestructuración bancaria 

Lagarde alerta de que las tentaciones proteccionistas pueden descarrilar la recuperación en Europa. "Hay buenas noticias: tras seis años decepcionantes, la recuperación se afianza", ha asegurado este miércoles en Bruselas. La máxima ejecutiva del FMI ha insistido en todo momento a esta recuperación y ha llegado a referirise a ella como "primavera económica".

A pesar de ello, Lagarde ve "claros riesgos a la baja" debido a la incertidumbre política que afecta al corazón de Europa, las tentaciones proteccionistas y el endurecimiento de las condiciones financieras globales.

Especial mención a Grecia 

Si hay algún país del Viejo Continente que trae de cabeza al FMI es Grecia. Respecto al rescate del país heleno, Lagarde sigue sin pronunciarse sobre si participará en el tercer programa. Hasta el momento, el Eurogrupo ya ha acordado un acuerdo político y, por tanto, le toca a Atenas aprobar a una vuelta de tuerca de la reforma laboral y legislar sobre las pensiones y los impuestos para 2019 y 2020, respectivamente. 

Si Grecia cumple, los países de la unión deberán incluir los bonos griegos en las compras del BCE y, sobre todo, acordar las medidas de reestructuración de deuda para que el FMI se una al plan. Si todo sigue adelante los países deberán contribur con ayudas e incluir los bonos griegos en las compras del BCE y esperar entonces a la decisión del FMI. Ante esta situación, la ejecutiva ha apelado a sus socios a acordar en breve "las modalidad específicas" de la deuda griega.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad