El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dialoga con Donald Trump y Angela Merkel en la cumbre del G20 en Hamburgo. EFE-EPA-FT

EEUU acepta a regañadientes luchar contra el proteccionismo

stop

Estados Unidos acepta firmar el acuerdo del G20 contra el proteccionismo, pero ha colado el derecho de tomar medidas contra las prácticas comerciales desleales

Economía Digital

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dialoga con Donald Trump y Angela Merkel en la cumbre del G20 en Hamburgo. EFE-EPA-FT

Barcelona, 08 de julio de 2017 (11:44 CET)

Una victoria pírrica para la cumbre del G20 en Hamburgo: la declaración final de las 20 economías más importantes del mundo recogerá el compromiso de luchar contra el proteccionismo, pero para que la delegación de Estados Unidos acepte firmar tuvieron que incluir el derecho a tomar medidas defensivas contra las prácticas comerciales desleales. O sea, un eufemismo para blindar el mercado cuando crea que es necesario.

El objetivo del G20 es acomodar a EEUU en una declaración que sigue la línea marcada por el G7 de Taormina en cuanto a que lucharán contra el proteccionismo, en un marco de comercio e inversiones libres que sea "recíproco y mutuamente beneficioso".

El documento concede al gobierno de Donald Trump una referencia a mejorar las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde se incluyen las medidas contra las "prácticas comerciales desleales" dentro del marco de lucha contra el proteccionismo, también con los instrumentos de defensa "legítimos".

A juicio de los negociadores europeos la expresión que subraya el uso de acciones "legítimas" es clave, ya que enmarca cualquier medida dentro del "sistema existente" y no abre la puerta a otras reacciones.

Choques por el cambio climático

El texto, sin embargo, sigue abierto por las divergencias en materia climática y serán los líderes quienes discutirán directamente este asunto para salvar los últimos escollos, que los negociadores no han podido resolver en los contactos en curso desde el miércoles.

La retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo internacional contra el cambio climático, cerrado en París hace año y medio, es una medida que condena el resto de socios del G20, por lo que está siendo difícil redactar un mensaje que satisfaga al conjunto.

Tres párrafos en la polémica

Hay tres párrafos de la discordia entre EEUU y el resto de delegaciones sobre la lucha contra el cambio climático:

Un primer mensaje en nombre del G20 refleja de la importancia de combatir el cambio climático y de la conveniencia de que el crecimiento económico y el desarrollo sostenible vayan de la mano.

A continuación otro párrafo recoge el compromiso de los 19 países del G20 sin EEUU, que mantienen la voluntad de cumplen "plenamente" con la puesta en marcha del Acuerdo de París.

Un tercer párrafo, promovido con EEUU pero visto con recelo por la mayoría de socios en el foro, es el que mantiene en vilo la declaración. Se trata de una frase que, además de tomar nota de la decisión de Washington de dejar París, apunta que la administración norteamericana trabajará para ayudar a otros países a hacer uso de manera "más limpia y eficiente" de las energías fósiles, así como a desarrollar las renovables y otras fuentes de energía limpias.

Esta idea es rechazada de plano por la delegación europea y otros países, ya que en los compromisos de París figura el compromiso de reducir la dependencia de energías fósiles, lo que va en contra de esa formulación. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad