HSBC afronta su gran reestructuración: despedirá a 25.000 empleados

stop

REDUCCIÓN DE COSTES

Logo de la entidad HSBC Private Bank, fotografiado en Ginebra, Suiza / EFE

en Barcelona, 09 de junio de 2015 (10:38 CET)

HSBC anunció este martes una profunda reestructuración de la entidad que pasa por el despido directo de entre 22.000 y 25.000 empleados de la entidad británica en todo el mundo y la venta de las operaciones en Turquía y Brasil, donde trabajan otras 25.000 personas.

El banco pretende reducir sus activos en riesgo de mora en casi el 25% y lograr un ahorro de costes de entre 4.000 y 4.500 millones de euros anuales en 2017. En los dos próximos ejercicios esta cifra se repetirá, pero como impacto negativo de los ajustes.

Transformación digital

La entidad abordará su transformación digital, objetivo que le permitiría ahorrar otros 2.790 millones de euros. El cambio tecnológico también irá acompañado de una nueva reducción de plantilla de entre 2.500 y 3.000 empleos por la reducción de gastos externos, la reordenación de funciones a nivel global y la revisión de la posición del banco en los mercados inmobiliario clave.

HSBC se apunta una nueva reducción de costes tras este ajuste de 631 millones de  euros.

Expansión en Asia

El único mercado que pretende acelerar es el asiático, donde extenderá el negocio de gestión de activos y seguros. De forma paralela, ampliará su actividad en la provincia china de Guangdong y en la región ASEAN (sureste asiático).

HSBC es el mayor banco europeo. El anuncio de su reestructuración llega poco después de anunciar el desembolso de 38 millones de euros para cerrar la investigación penal en Suiza que relacionaba a la entidad británica con el crimen organizado internacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad