stop

Isak Andic vende la mayoría de su participación en Banco Sabadell pero sigue atado al pacto parasocial con Lara, Folch y Oliu

Barcelona, 19 de julio de 2017 (05:55 CET)

El historial de pérdidas de los accionistas de referencia de Banc Sabadell de la última década es amplio. La participación que comparten los Lara, Andic, Folch y Oliu vale ahora cuatro veces menos que hace diez años, y ya solo representa el 1,6% del capital del banco. Ante esta situación, Isak Andic ha enfilado la puerta de salida y ha vendido el 1,7% que tenía de forma directa. Pero no ha podido irse del todo: sigue atado al núcleo duro a través de un pacto parasocial que no le permite abandonar definitivamente el banco y dejar atrás las pérdidas.

El Sabadell ha perdido valor con intensidad durante la crisis, pero lleva unos meses recuperando en bolsa, en máximos de los últimos 20 meses. Aprovechando esta subida, Andic, dueño de la cadena de moda Mango y mayor fortuna de Cataluña, vendió el 1,7% que tenía a través de Punta Na, su brazo inversor, según confirmaron fuentes financieras. Es una inversión por la que ya tenía provisionadas unas pérdidas cercanas a 400 millones, y con la venta ingresó unos 150 millones.

El objetivo de la venta, según adelantó El Confidencial, es dedicar este dinero a inversión inmobiliaria, en un momento en el que el mercado en Barcelona y Madrid está en plena recuperación y es muy rentable. No obstante, Andic no podrá dedicar al ladrillo tanto como le gustaría, ya que hay una parte de su inversión en el Sabadell de la que no puede deshacerse.

Isak Andic vende un 1,7% del Sabadell pero continúa en el núcleo duro con Lara y Folch

El núcleo duro del Sabadell todavía controla un 1,6% del banco a través de la sociedad Famol. Las familias Lara (Planeta), Folch (Titán), Colonques (Porcelanosa), Bosser (Textil Bosser), además de Isak Andic y el presidente del banco, Josep Oliu, crearon esta sociedad para comprar el 12,45% del Sabadell a La Caixa en 2006. El pacto parasocial que firmaron les obligaba a votar conjuntamente y limitaba su venta: la condicionaba a que fuera uno de los socios quién comprara o que el nuevo socio tuviera el ok del resto y acatara el pacto.

Desde entonces, no ha entrado ningún socio pero sí que han salido. Quedan Andic, Lara y Folch-Rusiñol, pero lo que hace diez años era el 12,45% del banco, ahora representa el 1,6%. Compraron a ocho euros la acción y este martes cerraron a 1,829. Ni los Lara ni los Folch quieren perder más dinero, por lo que Andic no puede abandonar el núcleo duro del banco, aseguraron fuentes financieras.

El núcleo duro del Sabadell, diluido en las ampliaciones

El valor de la acción del Sabadell ha sufrido durante la crisis. La participación de Famol se ha ido haciendo pequeña no porque haya desinvertido, sino porque se ha ido diluyendo en las ampliaciones de capital hechas en esta década por el banco. La entidad que preside Josep Oliu ha comprado ocho bancos en la última década. El último, el británico TSB para lo que ha tenido que hacer otras tantas ampliaciones de capital, por más de 7.000 millones.

El problema es que este aumento de perímetro no se ha reflejado en el valor del banco en bolsa, que está en el mismo nivel de hace una década, aunque llegó a estar hasta un 30% por debajo durante 2012 y en otoño del año pasado. El banco vale en bolsa unos 10.200 millones de euros, lo mismo que cuando La Caixa vendió.

Los empresarios que compraron el 12% del Sabadell a La Caixa ya solo tienen el 1,6% del banco

El primer accionista del Sabadell es actualmente el empresario mexicano David Martínez, que controla el 4,94% a través de Winthrop Securities. Martínez ascendió al primer puesto después de que Jaime Gilinski vendiera parte de su participación, aunque el colombiano todavía conserva aproximadamente el 2%.

El segundo accionista es Blackrock, el fondo presente en más de medio IBEX, con el 4%. La familia Lara, a través de Jaipur, tiene el 2,3%, y la familia Folch, el 0,2%. Estas dos familias también son socias de Andic en Famol, con lo que, con la desinversión de Andic, el núcleo duro controla a penas un 4,1%. Martínez no es considerado núcleo duro aunque su relación con Oliu y la dirección del banco es buena.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad