La banca española desploma un 12% el IBEX, su mayor caída histórica

stop

Al cierre del viernes negro tras el brexit, las entidades financieras valen 23.500 millones menos

Para el 2017, se espera que la economía española disminuya su crecimiento al 2,3%

Madrid, 24 de junio de 2016 (18:00 CET)

Con el cierre del viernes negro tras el brexit, los bancos españoles han echado números y han visto que valen 23.500 millones de euros menos que 24 horas antes, y han contribuido sobremanera a que el selectivo IBEX 35 registrara su mayor caída histórica, con un retroceso del 12%, muy por encima del 9,14% de caída registrada el 10 de octubre de 2008 con la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

Venían de cinco días de euforia, aprovechando el viento a favor que soplaba ante la previsión de que no hubiera brexit, para, al final, toparse con la cruda realidad, la de que los ciudadanos británicos decidieran poner punto y final, y romper los lazos con la Unión Europea.

Retroceso conjunto del 17%

Al final de la sesión, los negros nubarrones que se atisbaban a la apertura de los mercados no fueron más allá, y la cosa se estabilizaba en esas pérdidas conjuntas de 23.500 millones de euros, ligeramente por encima de las que se manejaban a media sesión, dejando la capitalización conjunta de los siete bancos del IBEX 35 en torno a los 116.500 millones de euros, lo que supone un retroceso del 17% respecto al cierre de ayer jueves.

Los ajustes al final de la sesión dejaron al Banco Santander con una caída del 19%, la misma que registraban el Sabadell y Bankia. Hasta el 18% bajaba CaixaBank, un 16% se dejaba el BBVA, un 15% el Popular y en el 9% de caída se quedaba Bankinter.

El Santander vale 11.000 millones menos

Por capitalización, el Santander pierde en este viernes negro 11.000 millones y el BBVA vale 6.000 millones menos. Caixabank recota su valor en 2.500 millones el Popular en algo menos de 1.000 millones. Mientras que Bankia y Sabadell bajan de los 7.000 millones, cuando un día antes rondaban, en ambos casos, los 8.300 millones.

Además del Santander, el brexit ha cogido a contrapié al Banco Sabadell. Aunque el pasado ejercicio, el volumen de negocio en las islas británicas, tras adquirir TSB, solo aportó el 5%, la previsión para 2016 es la de obtener unos 200 millones por la franquicia británica, en torno al 25% del total de su negocio.

El problema de estos ingresos es que se verán directamente impactados por la caída de la libra, no así la inversión que, según ha asegurado el banco, está completamente cubierta. De hecho, el propio presidente Josep Oliu ha señalado que "el resultado de la consulta no cambia la estrategia de Banco Sabadell en Reino Unido".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad