La caída del gasto público arrastra a la economía de EEUU

stop

AVANCE DE DATOS

El vicepresidente estadounidense, Joseph R. Biden escucha al presidente de Estados Unidos, Barack Obama

30 de enero de 2013 (16:53 CET)

El PIB de EEUU ha entrado en números rojos. La principal economía del mundo ha registrado en los tres últimos meses de 2012 una inesperada caída del 0,1%. Es su primera caída desde que consiguiera salir de la recesión a mediados de 2009.

Este dato contrasta también con el crecimiento positivo del 3,1% que tuvo en el tercer trimestre del ejercicio. En el conjunto de 2012, la economía estadounidense ha aumentado el 2,2%, cifra que está por encima del 1,8% de 2011, pero que es inferior al 2,4% de 2010.

Caen las importaciones

La fuerte desaceleración del PIB en los tres últimos meses del año refleja principalmente el descenso de la inversión privada en inventarios, una caída de las importaciones y un menor gasto público. El miedo al abismo fiscal y a una posible mayor recesión alarmó a los gobernantes norteamericanos.

Según el Departamento de Comercio, estos aspectos se vieron compensados en parte por un repunte en la inversión fija no residencial, un mayor descenso de las importaciones y una aceleración del gasto de los consumidores.

Mayor consumo

A pesar del mal dato, el gasto personal de los consumidores, una de las partidas que más contribuye al dato, aumentó en el cuarto trimestre de 2012 el 2,2%, lo que supone seis décimas más que el incremento registrado en el periodo comprendido entre julio y septiembre. En los últimos tres meses del año es la época de rebajas con el Black Friday como día señalado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad