La Caixa 'se adelanta' al Senado: rebaja su participación en Caixabank

stop

La entidad lanza una emisión de bonos y colocación de acciones con un importe que esperan que alcance los 1.500 millones de euros

Isidro Fainé y Juan María Nin | EFE

13 de noviembre de 2013 (19:56 CET)

La Caixa ha iniciado la colocación acelerada para vender el 7,5% de sus acciones de Caixabank. De este modo, la entidad presidida por Isidro Fainé y dirigida por Juan María Nin se adelantaría a una de las recomendaciones que el Gobierno pretende incluir en la futura Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias, la de rebajar las participaciones de estas entidades en los bancos resultantes. La norma actualmente se debate en el Senado.

La Caixa controla el 63,5% de los títulos de Caixabank, el grupo que se encarga del negocio bancario. Su participación se quedaría en el 56% tras la operación. Este porcentaje les asegura el control de la entidad y les proporciona una inyección de liquidez importante. Alcanza los 1.500 millones de euros, tal y como ha reconocido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dos tramos

La emisión consta de dos tramos. El primero, se trata de la venta de un paquete de acciones de Caixabank valorado en 900 millones de euros. Corresponde al 4,88% del capital social. Por otro lado, La Caixa pretende emitir bonos canjeables por acciones de la entidad por unos 600 millones de euros. El vencimiento se fija a cuatro años desde su fecha de emisión (el próximo 25 de noviembre) con un cupón fijo anual que se moverá entre el 0,625% y el 1,375%.

Goldman Sachs, Morgan Stanley y UBS Limited han sido designadas entidades colocadoras. La emisión está enfocada exclusivamente a inversores institucionales.

Liquidez del mercado

La venta acelerada de títulos de Caixabank se ha lanzado al mercado la misma semana que la entidad ha hecho caja con la participación que controlaba en Repsol. Ha colocado 594 millones por el 2,5% del capital que tenía.

El banco reconoció el martes que vendía los títulos de la petroliera para alcanzar la liquidez exigida por Basilea III. Los expertos señalan que la nueva operación no iría en esta línea. Pesa más la preparación ante los cambios regulatorios que se esperan en el país.

Con todo, Fainé conseguirá reforzar la liquidez y la solvencia de La Caixa, además de incrementar la masa accionarial de Caixabank. A mayores títulos en cotización, también mayor liquidez del papel.

Se espera que la colocación se complete este jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad