La CAM lanza un superdepósito para evitar la fuga de fondos

stop

ESTRATEGIA

Oficina de la CAM en Alicante

21 de septiembre de 2011 (09:11 CET)

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) ha lanzado al mercado un producto llamado Depósito Creciente 5. Tiene una duración de dos años y el tipo de interés que ofrece aumenta cada seis meses. Empieza con una rentabilidad del 1,4%, a los seis meses pasa al 2,5%, en los seis siguiente se eleva al 3,5% y en el último alcanza el 5%. Por lo tanto, la rentabilidad media TAE el del 3,09%.

El gran objetivo de este depósito es frenar la fuga de fondos que se está produciendo en la entidad desde el pasado 22 de julio, cuando la CAM fue intervenida. Desde entonces, los clientes se han llevado alrededor de 4.000 millones de euros, el 10% de los 44.000 con los que contaba la entidad.

Además, CAM necesita dinero fresco para hacer frente a los vencimientos de deuda de casi 6.400 millones de euros a los que tendrá que hacer frente el año que viene. El depósito va dirigido sólo a dinero nuevo procedente de otras entidades y se puede invertir entre 15.000 y 300.000 euros hasta el próximo 31 de diciembre.

Mientras, el Banco de España sigue trabajando con la máxima intensidad para vender la CAM a uno de los grandes grupos financieros españoles. Quiere tener cerrada la venta en octubre, como muy tarde. Sin embargo, no será tarea fácil. Las tres grandes entidades financieras españolas, Santander, BBVA y La Caixa, no están dispuestas a sacrificar sus ratios y a sufrir un duro castigo en bolsa con la adquisición de la caja levantina, que ha presentado un balance y una cuenta de resultados sencillamente desastrosos en el primer semestre del año.

Dependerá del EPA


El resultado final dependerá mucho del esfuerzo que esté dispuesto a aceptar el Estado. Es decir, de cuántas pérdidas asuma en el Esquema de Protección de Activos (EPA) y durante cuánto tiempo.

Los precedentes dicen que Cajastur obtuvo un EPA de 2.475 millones en la subasta de Caja Castilla La Mancha, cifra que se redujo a 392 para la BBK en el caso de Cajasur. Pero en el caso de la CAM el comprador tendrá que asumir una parte de las cuantiosas pérdidas del grupo. ¿Cuánto? Las cifras del primer semestre de la CAM dice que el Frob destinaría más de 5.000 millones de euros para sanear la caja, que se añadirían a los 3.000 millones que han sido prestados al grupo para inyectarle liquidez y evitar un fuga masiva de depósitos de clientes.

De esos más de 5.000 millones, 2.800 responden a la compra realizada por el Frob para tomar el control del capital. El resto, al EPA de 2.500 millones que el Estado tendría que poner sobre la mesa para evitar que el deterioro futuro de los activos de la CAM pase factura al balance y a la cuenta de resultados del comprador. El Frob estaría dispuesto a sumir el 80% de las nuevas pérdidas que genere la CAM durante los próximos 10 años hasta un máximo de los 2.500 millones citados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad