La crisis recorta un 14% los salarios más bajos y sube el de los altos cargos

stop

Las rentas más altas cobran un 5% más que en 2008, según un estudio de CCOO

Gente entrando y saliendo de una oficina de empleo / EFE

en Barcelona, 31 de mayo de 2015 (14:00 CET)

La crisis ha acrecentado la desigualdad. Los datos de la OCDE muestran que la distancia entre ricos y pobres está en niveles record, convirtiéndose en uno de los grandes agujeros que deja el proceso de recuperación y salida de la recesión económica. Un estudio de Comisiones Obreras ofrece nuevos argumentos para echar más leña al fuego.

El informe, elaborado por los economistas Carlos Martín, Luis Zarapuz y José Manuel Lago, revela que en 2008 el trabajador de una empresa que menos ganaba tenía un sueldo medio bruto mensual de 655 euros. Un lustro después, en 2013, este salario se había rebajado un 14%, hasta los 563 euros.

Las rentas altas van a más

El tijeretazo por abajo no es el mismo que por arriba. De hecho, los salarios más altos han crecido durante la crisis, según sostiene el estudio, que pretende medir el impacto de la crisis sobre la desigualdad y la pobreza.

Los sueldos más altos, directivos y altos cargos, cobraban en 2008 hasta 4.346 euros brutos al mes de media por una jornada de ocho horas. En 2013, esta cuantía se había elevado un 5,3%, hasta los 4.575 euros.

Desigualdad

En consecuencia, la brecha salarial se ha estirado. Al inicio de la crisis, los asalariados con ingresos más altos ganaban 5,9 veces más que los que percibían el sueldo más bajo. Ahora, ingresan de media 8,1 veces más. El estudio también destaca que la caída en la parte baja de la tabla salarial fue más acusada en el periodo 2010-2013, con un descenso del 7,8%.

"Si por el mismo salario (o menos) el trabajador debe hacer más horas o sacar adelante más trabajo, se está generando un aumento de la productividad y del valor añadido del que no es partícipe ni se beneficia el trabajador a pesar de la intensificación de su trabajo" dice el informe a modo de contraste entre el avance en la productividad y la contracción de los salarios.

Los costes laborales entre 2008 y 2013 cayeron un 4,5 % y el estudio de CCOO asegura, aunque no incorpora los datos a la comparativa, que el descenso continuó en 2014. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad